Policía realizó 61 mega operativos y desarticuló 58 organizaciones criminales

0
216

Con el apoyo del Ministerio Público, fueron detenidas 907 personas durante las acciones policiales ejecutadas en 19 regiones del país.

Durante el 2017, la Policía Nacional llevó a cabo 61 megaoperativos en 19 regiones del país, logrando desarticular a 58 organizaciones dedicadas al crimen organizado y logrando la detención de 907 personas.

Con el apoyo del Ministerio Público, se logró además el decomiso de 384 vehículos, 4 392 kilos de droga, 1 808 armas de fuego y 1 303.131 municiones. Además, se incautaron 302 inmuebles, S/2 447, 078 y USD 388,558.

Los megaoperativos contra estas 58 organizaciones criminales se realizaron en 19 regiones del país: Áncash, Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Junín, Pasco, San Martín, Cajamarca, Callao, Huánuco, Ica, La Libertad, Lambayeque, Lima, Madre de Dios, Piura, Tacna, Tumbes y Ucayali.

Considerando que algunos megaoperativos fueron realizados de manera simultánea en dos o más regiones, el departamento con mayor cantidad de megaoperativos es Lima con 21 intervenciones, seguido por la Libertad con 7 y Ayacucho con 5.

IMPORTANTES INTERVENCIONES

Entre los megaoperativos más destacados se encuentra el realizado en Tumbes en febrero, donde se detuvo a 23 miembros de la organización Los Chivitos de Campo Amor, dedicados a la extorsión y sicariato.

En abril el ex alcalde de Chilca, Richard Ramos Ávalos, fue arrestado acusado de integrar la organización criminal Los Rucos dedicados a apropiarse de terrenos abandonados o sin documentación, al cobro de cupos y crímenes.

En julio de este año también se capturó a 61 integrantes de Los Babys de Oquendo, organización dedicada a la usurpación de terrenos, la extorsión y el sicariato en Lima Norte.

Esta organización estaba compuesta por los fundadores y remanentes de las sanguinarias bandas delictivas Los Destructores y Los Injertos del Fundo Oquendo, las cuales perpetraron en los años 90 sonados asaltos con fusiles de guerra, secuestros de empresarios a los que torturaban y asesinatos de personal policial o militar con la finalidad de robarles sus armamentos.