Pobladores de Lurín y Puente Piedra marcharon pidiendo la anulación de los peajes

0
297

Pobladores de los distritos de Lurín y Puente Piedra, al sur y norte de Lima, marcharon esta mañana pidiendo la nulidad de los peajes de Rutas de Lima y de la Línea Amarilla bajo el argumento de que “son abusivos” y “están manchados por la corrupción”.

En Lurín la protesta estuvo acompañada del alcalde del distrito, Jorge Marticorena, quien sostuvo que hay seis garitas de control de peajes tanto en la entrada como en la salida de dicha jurisdicción.

El burgomaestre consideró que el distrito está “encerrado” por los peajes de Rutas de Lima y pidió al Concejo de Lima no tener miedo de tomar decision radicales respecto a los contratos con las empresas involucradas en actos de corrupción.

La protesta, que llegó hasta el peaje San Pedro, estuvo acompañada de distintas asociaciones de comedores populares así como transportistas y vecinos, todos los cuales llevaban en sus manos la bandera nacional y carteles con diferentes mensajes.

“Basta de cobros abusivos”, “Exigimos la anulación de los peajes, “Lurín en pie de lucha”, “Las carreteras son del pueblo, no de la corrupción”, “No a los peajes abusivos” se leyó en algunos carteles durante la concentración en la plaza Castilla.

Uno de los vecinos, Félix Fajardo, se quejó que cada peaje cuesta S/ 5.50. “Para salir al puente Lurín hay que pagar, para volver igualmente; si vamos al km 40 también tenemos que pagar peaje, si salimos por la playa San Pedro también tenemos que pagar”, indicó en TV Perú.

En tanto, en Puente Piedra la protesta ocurrió sin disturbios en inmediaciones del kilómetro 25 de la Panamericana Norte, a la altura de la zona de Shangrilá, hasta donde llegó personal de la Policía Nacional.

Allí, la regidora de la municipalidad de Puente Piedra, Fanny Flores, dijo que el alcalde se ha reunido en tres ocasiones con el alcalde de Lima para solicitar la suspensión del cobro de los peajes cobrados por Rutas de Lima, de la empresa Odebrecht.

Cabe indicar que la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) firmó en el 2009, durante la gestión de Luis Castañeda, el contrato con OAS para la concesión de la Línea Amarilla por 30 años. Sin embargo, durante la gestión de Villarán se suscribió una adenda y se amplió el periodo a 40 años.

En el 2012, con Villarán como alcaldesa, la MML firmó un contrato con el consorcio Rutas de Lima, integrado por Odebrecht, para el proyecto Vías Nuevas de Lima, el cual incluía un peaje en Chillón, el mismo que posteriormente fue anulado debido a las protestas de la población.

Según la hipótesis de la Fiscalía en la investigación contra Susana Villarán, la exalcaldesa de Lima entregó la obra Vías Nuevas de Lima a la concesionaria Rutas de Lima -de la empresa Odebrecht- a cambio del financiamiento para su campaña del no a la revocatoria.

Fuente:Agencia Andina