Piden mejorar normativa para impulsar zona franca de Tacna

0
157

La Zona Franca de Tacna (Zofratacna) necesita estar al mismo nivel de las zonas francas de otras partes del mundo. Por lo tanto, es necesario fortalecer su operatividad y normatividad que le de una estabilidad jurídica. Así lo propuso el Gobernador Regional de Tacna y presidente de la Zofratacna, Omar Jiménez Flores.

Además, señaló que “Actualmente, la zona franca tiene 380 hectáreas de las cuales 180 se encuentran habilitadas, pero solo se ocupan el 40%. Necesitamos darle dinamismo, que se desarrolle la actividad industrial y que contribuya al crecimiento de la región sur del país”, sostuvo el gobernador.

Asimismo, Jiménez Flores pidió a los congresistas que aprueben el proyecto de ley para fomentar la diversificación productiva y de servicios en la Zona Franca y Zona Comercial de Tacna. Dicho proyecto ya fue aprobado por la Comisión de Comercio Exterior y por la Comisión de Economía del Congreso, pero ha quedado en cuarto intermedio en el Pleno.

El gobernador recalcó que uno de los requisitos para que el Perú ingrese a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es contar con ciudades sostenibles, “y Tacna tiene todas las posibilidades para serlo, pero se necesita mayor inversión”.

Cambios normativos

El proyecto de ley que discute en el Congreso plantea incentivar el desarrollo de las actividades industriales y de servicios en la Zona Franca, a través de la autorización de nuevas actividades de acuerdo con la demanda internacional, simplificación de los requisitos para el ingreso y salida de insumos, materia prima, productos manufacturados y otras mercancías, posibilitando el procesamiento de productos bandera de la región como la aceituna, el orégano, páprika, entre otros. Asimismo, permitirá que ZOFRATACNA administre recintos para el desarrollo de la actividad industrial y agroindustrial en favor de las MIPYME.

Es importante recordar que la creación de la Zona Franca de Tacna permitió la formalización de más de 5,000 familias que se dedicaban al contrabando. Por ello estos cambios normativos evitarán la deserción estas familias nuevamente hacia la informalidad, generando problemas sociales y menor recaudación por concepto del arancel especial establecido para el sistema.