Pesca de anchoveta para consumo humano crecerá

0
227

Lima, 06 marzo 2017 (peruinforma.com).-

Con las medidas a implementar por el gobierno para resolver la problemática de la pesca de anchoveta para consumo humano, el Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) estimó que para 2019, las ventas al exterior de productos pesqueros a base de anchoveta alcanzarían los US$100 Millones.

Su presidente, Alfonso Miranda Eyzaguirre señaló que hay un gran potencial en los mercados para la anchoveta congelada y en conservas.

Informó que las exportaciones peruanas en esos dos rubros fueron apenas US$10.0 millones de dólares en 2015 y solo US$7.0 millones en 2016.

El empresario pesquero manifestó, sin embargo, que con medidas promotoras, se reactivaría el sector y se generarían unos 30 mil puestos de trabajo a fines de 2019.

“Definitivamente, el gobierno contribuiría de manera fundamental, además, en la erradicación de la desnutrición crónica infantil”, aseguró.

“Resulta paradójico que al  ver nuestro mapa, apreciemos en el mar una inmensa riqueza con la mejor proteína del mundo y en tierra, 14.4% de desnutrición y 43.5% de anemia. Creo que nadie dejará de reconocer que es inadmisible mantener esa penosa situación y que se debe cambiar”, sentenció.

“En la actualidad, hay ausencia de una Política de Estado efectiva que promueva el consumo de anchoveta, aunque creemos que pronto cambiarán las cosas”, afirmó el titular del Comité de Pesca y Acuicultura de la SNI.

Indicó que se debería articular al Estado en su conjunto para que en los colegios, hospitales, cuarteles, programas sociales, penales, etc., se consuma anchoveta.

“El Estado debería dejar de comprar productos importados y adquirir otros en base a anchoveta como se instituyó en 2008, lo que fue derogado por el gobierno anterior. Debería facilitarse la infraestructura para distribuir anchoveta, pota y otros recursos abundantes en la sierra y reducir la brecha social evidente en esa región”, agregó.

El director de la SNI, manifestó que desde 2012 se perjudicó a la flota artesanal para consumo humano que fue la más afectada con los decretos 005/2012 y 011/2013; se le trasplantaron normas de la gran industria y se incumplió el mandato de la Ley General de Pesca y su Reglamento sobre promover preferentemente la pesca para consumo humano y garantizar su abastecimiento permanente.