PerúSAT-1 apoya en la gestión del riesgo de desastre

0
303

Más de 15 Instituciones nacionales se unen para hacer frente a un posible desastre a nivel nacional.

Un evento telúrico ocurrido en Lima – Callao, podría afectar a más de 10 millones de personas.

Para prevenir y saber cómo actuar ante un posible suceso, la Agencia Espacial del Perú – CONIDA, el Instituto de Defensa Civil – INDECI, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el proyecto DIPECHO del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, han desarrollado las herramientas para el manejo de información que facilite la toma de decisiones para la respuesta post desastre en Lima y Callao.

“El proyecto busca contribuir a reducir la vulnerabilidad de la población mediante la consolidación de las capacidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – SINAGERD, para la respuesta y recuperación ante desastres. A partir del trabajo coordinado, se han desarrollado tres herramientas importantes: Línea base de imágenes satelitales de Lima y Callao, Librerías espectrales de diferentes tipos de superficies de Lima y Callao y el Protocolo de manejo de información para la respuesta y recuperación ante desastres”, dijo Alfredo Zerga, Gerente de Proyectos del Programa de las Naciones Unidas pasa el Desarrollo – PNUD.

Este proyecto se ha desarrollado con información satelital proporcionada por la Agencia Espacial del Perú, quien ha entregado imágenes satelitales de resolución submétrica, del satélite PerúSAT-1, con lo cual se ha elaborado la Línea Base de Imágenes satelitales de Lima y Callao.

El Jefe de INDECI, General de Brigada EP Jorge Chávez Cresta, resaltó las características y bondades del satélite PerúSAT-1. “En mi condición de Coordinador Ejecutivo del Centro de Operaciones de Emergencias del Ministerio de Defensa, solicitamos información para conocer cuáles eran los niveles de humedad en los suelos de la cuenca del río Rímac, y esa información fue brindada por el PerúSAT-1, por nuestro satélite, y no solamente a Ia plataforma de Defensa Civil sino a varias entidades”; asimismo resaltó la labor que cumple CONIDA, “esta información que lleva a cabo de excelente forma la Agencia Espacial del Perú – CONIDA, permite articular todos los esfuerzos en la preparación de la respuesta, conocer el riesgo, monitorearlo. Esas acciones no serían validas si no tuviéramos la información de esta importante herramienta como es el PerúSAT-1”, agregó.

Cooperación Interinstitucional, punto clave para el desarrollo

En el proyecto participaron instituciones técnico-científicas y los Ministerios de Transportes y Comunicaciones y el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; quienes se organizaron para el desarrollo de las herramientas con el objetivo de duplicar y minimizar esfuerzos.

Forman parte del proyecto el Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI  la Fuerza Aérea del Perú el Instituto Geofísico del Perú, Instituto Catastral de Lima, Instituto Geográfico Nacional, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Superintendencia de Bienes Nacionales, Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico, Organismo de Formalización de la Propiedad Informal – COFOPRI, Centro de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres, Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, la Dirección de Hidrografía y Navegación, y la Agencia Espacial del Perú – CONIDA.

Todas estas instituciones han logrado unir capacidades y desarrollar esta importante herramienta que permitirá una eficiente respuesta a los desastres y recuperación post desastre, en beneficio del país.

PerúSAT-1, importante herramienta para el desarrollo del país

Gracias a esta importante herramienta tecnológica, se ha podido lograr un mosaico con resolución de 70 centímetros, que permitirá conocer el estado actual de las edificaciones e infraestructura, sobre todo en zonas vulnerables.

El desarrollo de la línea base con imágenes del satélite PerúSAT-1, ayudará a comparar con información satelital post desastre, la magnitud del evento y acceder a información de zonas afectadas para lograr cuantificar daños y pérdidas.

Desde la puesta en órbita del satélite en setiembre del 2016, el satélite PerúSAT-1 continúa atendiendo a las Entidades usuarias y entregando información oportuna para el desarrollo de aplicaciones en beneficio del país.

El satélite peruano prosigue trabajando exitosamente, con todos sus componentes operando en perfectas condiciones. Especialistas peruanos monitorean esta importante herramienta para el desarrollo del país desde el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales – CNOIS, ubicado en pucusana.