Perú-Francia: a 35 años del famoso “baile” peruano en el Parque de los Príncipes

0
193

Lima, 28 abril 2017 (peruinforma / fuente: Andina).-

Se cumplen 35 años de aquel festejo del 28 de abril de 1982 por el triunfo histórico obtenido por la Blanquirroja ante la poderosa Francia del legendario Michel Platini y compañía (1-0) en un imponente y abarrotado Parque de los Príncipes de París. Perú, como lo reseñó la prensa mundial, dio cátedra e iluminó con su arte y gambeta la Ciudad Luz.

De ese inédito encuentro, en el que la selección peruana dirigida por el entrenador brasileño Tim sacudió a “Les Blues” con autoridad, este viernes se cumplen tres décadas y media.

El clima en la capital francesa era esperanzador para Perú porque había derrotado en su segundo choque de preparación previo al Mundial de España 1982 a la selección de Hungría (2-1) con dos tantos del “Diamante” Julio César Uribe, y se proponía a emprender una “revolución francesa” para alimentar su fe en la máxima cita.

Las “armas letales” de la bicolor fueron Ramón Quiroga; Rubén Díaz, César Cueto, José Velásquez, y Juan Carlos Oblitas. Este último, conocido como el “Ciego”, se le anuló un gol injustamente en la primera etapa; sin embargo, tuvo su revancha en la complementaria (70’) al convertir de tiro cruzado tras magistral habilitación de un mágico Cueto y luego de una lujosa combinación entre Eduardo Malásquez y Julio César Uribe.

La fortaleza azul con los renombrados Michel Platini, Dominique Rocheteau, Jean Tigana, Manuel Amoros y Bernard Genghini se desvaneció en un Parque de los Príncipes que observó silenciosamente el espectacular y vistoso juego incaico.

Aquella Francia, que no salía de su asombro ante el ballet peruano, dos años después logró la Eurocopa 84, y fue protagonista principal en los mundiales. Ese equipo galo es considerado uno de los mejores, sino el mejor, en la historia francesa.

En Perú, las expectativas se fortalecieron, y aumentó la ilusión. Lo demás es conocido: tuvo una de las más pobres campañas en Copas del Mundo con una derrota y dos empates en tres partidos.  Pero ese triunfo, jamás será olvidado.