Perú avanza en el cumplimiento de sus compromisos sanitarios y ambientales

0
213

Se evaluaron 15 912 equipos transformadores para identificar aquellos que estuviesen contaminados con PCB para evitar riesgos a la salud y al ambiente

Lima, 04 enero 2017 (peruinforma.com).-

Después de seis años de ejecución, el proyecto “Manejo y disposición ambientalmente racional de Bifenilos Policlorados (PCB) en el Perú” culmina sus actividades. El Ministerio de Salud (Minsa) forma parte del avance como país en el cumplimiento de sus compromisos sanitarios y ambientales. Los PCB son sustancias químicas peligrosas que se utilizaban sobre todo en aparatos eléctricos y están en el listado del Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP).

Se evaluaron 15 912 equipos transformadores ubicados en todo el territorio nacional, a fin de identificar aquellos que estuviesen contaminados con PCB, para posteriormente descontaminarlos o eliminarlos.

De este modo, se reduce el riesgo de contaminación al ambiente por la liberación accidental de fluidos contaminados con PCB o por malas prácticas durante el mantenimiento de equipos, y por consiguiente se reducirá también el riesgo del daño a la salud de la población por la exposición a estos contaminantes tan peligrosos.

La doctora Silvia Pessah Eljay, viceministra de Salud Pública del Minsa, resaltó la importancia sobre los resultados obtenidos. “Lo que viene ahora es evaluar el impacto en la población general y la sostenibilidad del proyecto”, resaltó en el cierre de la reunión que se celebró en Lima. También hizo un llamado a la sociedad civil, las empresas privadas y los ministerios para seguir con el compromiso de acciones responsables como esta.

El Proyecto PCB fue coordinado por la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria (DIGESA) y ejecutado por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), con fondos aportados por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF). Sus principales beneficiarios fueron las empresas eléctricas, en especial las que pertenecen al Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (FONAFE).

Estas acciones representan un avance para lograr el objetivo de que en el año 2028 todos los equipos (transformadores y condensadores) estén libres de PCB.