Panamá se encamina hacia el despliegue de la televisión digital

0
186

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) ordenó a los agentes económicos que comercialicen aparatos de televisión para uso local en la república de Panamá contar con el sintonizador DVB-T (Digital Video Brodcasting Terrestrial, por sus siglas en inglés) que facilite a la audiencia lograr un despliegue e implementación de la señal digital.

De acuerdo con la Resolución AN No. 11944 RTV de 11 de diciembre de 2017, los agentes económicos, tendrán un plazo de seis meses contados a partir de la fecha para cumplir esta disposición. Se advirtió que la medida adoptada será obligatoria para todos los aparatos de televisión, iguales o menores, de cuarenta y tres pulgadas (medidos de manera diagonal de esquina a esquina).

No obstante, se aclaró que culminado los seis meses establecidos, aquellos agentes económicos que todavía dispongan de aparatos de televisión con las especificaciones anteriores, tendrán otros seis meses para lograr su venta entre los consumidores, con el compromiso de otorgar de manera gratuita una caja decodificadora que cuente con el formato DVB-T.

La resolución establece que vencido ambos plazos ningún agente podrá comercializar televisores con estas especificaciones sin contar con el sintonizador DVB-T.

Esta disposición exceptúa la comercialización de aquellas pantallas de televisión cuyo tamaño supere las cuarenta y tres pulgadas, siempre y cuando los agentes económicos tengan impedimentos para adquirir dichos aparatos con el sintonizador DVB-T.

Para cumplir con el trámite de esta excepcionalidad, los agentes deberán presentar una serie de requisitos que incluyen, entre otras: lista, modelo y tamaño de los televisores con su respectiva justificación.Además, deberán resaltar en cierre de mayúscula a los clientes y/o consumidores que el aparato carece del sintonizador respectivo y no es apto para recibir la señal digital en Panamá.En Panamá, el proyecto de Televisión Digital Abierta comprende cuatro fases, con una duración de 18 meses cada una.

La primera inició en el año 2011 en las provincias de Colón, Panamá y Panamá Oeste. La segunda fase se desarrollará en las provincias de Coclé, Herrera, Los Santos y Veraguas; la tercera fase abarca las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, mientras que la última fase incluye la provincia de Darién.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) valida el cambio hacia la TDT como una revolución avanzada que permite crear oportunidades para desarrollar aplicaciones de las TIC’s, facilitar servicios multimedios y contribuir a un uso más eficiente del espectro radioeléctrico.

Para lograr cumplimiento de esta resolución, la ASEP de manera conjunta con la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO) realizarán inspecciones y levantarán actas por cada lugar que incumpla las medidas establecidas.

(fuente: Nodal)