Operadores de servicios facilitan masificación de facturación electrónica

0
381
Close-up of hands writing on laptop

El proceso de masificación de la factura electrónica promovido por la Sunat y la incorporación de los Operadores de Servicios Electrónicos (OSE) como aliados para la transformación digital, han conseguido avances significativos en el aumento de contribuyentes, manifestó el presidente ejecutivo de Efact, Kenneth Bengtsson.

De acuerdo con la Sunat, los OSE son empresas que soportan el procesamiento de grandes volúmenes de transacciones a altas velocidades y se encargarán de brindar un servicio integral, eficaz y seguro, desde la emisión hasta la validación de los comprobantes digitales, además de contar con altos estándares internacionales en sistemas de seguridad.

Bengtsson señaló que con el cumplimiento del cronograma de la Sunat, la facturación electrónica puede expandirse aún más este año y más grupos de empresas serán convocadas para ingresar al sistema digital.

Si bien la Sunat amplió en diferentes oportunidades los plazos para que las empresas emitan facturas electrónicas, mantiene su calendario de masificación del sistema y los siguientes en incorporarse son las organizaciones del sector financiero que realicen operaciones gravadas con el IGV, y los contribuyentes que al 31 de diciembre de 2018 hayan obtenido ingresos mayores o iguales a 300 UIT.

Agregó que acceder a este sistema no es complejo y que el contribuyente puede hacerlo a través de los servicios que más se ajusten a sus necesidades, requerimientos o preferencias, tomando en cuenta que el OSE acreditado por la SUNAT, como Efact, ya se encuentre validando comprobantes sin depender del ente regulador.

“Para las pymes hay soluciones gratuitas como Efact Web, que permite empezar el proceso digital en 24 horas de realizado el registro en línea. En el caso de los principales contribuyentes que están obligados a realizar facturas electrónicas, desde octubre de 2018 la Sunat dispuso que utilicen los OSE como empresas facultadas para verificar, validar y autorizar la emisión de comprobantes digitales”, señaló Bengtsson.

Lograr la masificación de comprobantes de pago electrónicos posibilita la optimización de procesos, aumentar la productividad, ahorrar costos y generar trazabilidad. Con los operadores, se prevé que para finales de este año, alrededor del 80% de las ventas totales de los contribuyentes se realizarán a través del comprobante digital, reduciendo la brecha de evasión de recibos falsos, detección de operaciones no reales, evasión del IGV y la doble facturación.