Nicaragua: Ataque a marcha deja tres heridos

0
233

Tres personas resultaron heridas durante el ataque a una marcha de autoconvocados que se realizó este sábado en Managua. Yasuara Baldizón, de 32 años, recibió un impacto de bala en la pierna cuando la manifestación se adentró en el barrio Duacualí.

Los testigos aseguraron que los agresores eran simpatizantes del gobierno.

Otro de los heridos fue identificado como sandinista y medios oficialistas informaron que se llama Róger Antonio López, de 41 años, quien habría sido atrapado por manifestantes.

Personas que iban en la marcha afirmaron que López fue uno de los parapoliciales que disparó contra la multitud, provocando la reacción de un grupo de enardecidos manifestantes antigubernamentales que lo capturaron y lo golpearon.

Uno de los testigos mostró un casquillo de bala y un proyectil que fueron detonados por un partidario del gobierno. La tercera persona herida fue el manifestante antigubernamental Luis Hulmo, de 40 años, quien recibió una pedrada en la boca.

Extraoficialmente se conoció que dos personas más resultaron heridas de bala durante el ataque a la marcha. Los heridos fueron trasladados al hospital Vivian Pellas.

Policía desvió marcha

La manifestación había sido convocada para salir de la rotonda Jean Paul Genie y dirigirse a la rotonda Rubén Darío. Sin embargo, desde el inicio la Policía y simpatizantes del gobierno asediaron a los participantes en la protesta.

La rotonda Jean Paul Genie fue tomada desde horas tempranas por simpatizantes del gobierno, quienes estaban protegidos por antimotines. En los semáforos del casino Pharaohs un grupo de uniformados hicieron un cordón que evitó que los manifestantes continuaran su ruta hacia la rotonda Rubén Darío.

El bloqueo policial provocó roces y tensiones, ya que los ciudadanos se acercaron a los policías y los increparon por su actuación represiva. Algunos protestantes trataban de evitar un enfrentamiento e intentaban calmar a las personas que reclamaban con más vehemencia a los policías.

La marcha continúo hacia Los Robles, para recorrer después los barrios México, colonia Máximo Jerez, Liberia, la colonia 10 de Junio y Don Bosco. En Ducualí se produjo el ataque a los manifestantes.

Durante la trayectoria, las personas salían de sus casas para saludar a los protestantes que finalizaron su recorrido en el paso a desnivel de Rubenia.

Los autoconvocados gritaron “sí, se pudo”, y para finalizar entonaron las notas del himno nacional. Minutos después, un fuerte dispositivo de policías a bordo de varias camionetas llegó a Rubenia.

Pierde cuatro dientes

El autoconvocado Luis Hulmo, de 40 años, perdió cuatro piezas dentales cuando participaba en la marcha. Hulmo recibió una pedrada en la boca, cuando estaba en medio de una revuelta que se originó en la marcha, específicamente cuando esta pasaba en el barrio Unión Soviética.

En este sector, una mujer sacó una bandera del Frente Sandinista y empezó a ofender a los protestantes. Un grupo de jóvenes respondió a las provocaciones y empezaron a lanzar agua y otros objetos hacia la casa de los sandinistas, quienes desafiaron más a los manifestantes.

Algunos ciudadanos intentaron calmar a los marchistas. Hulmo quedó atrapado en medio de un enfrentamiento a pedradas y fue atendido por paramédicos voluntarios que estuvieron en la marcha y trasladado en un carro hacia un hospital.

CIDH pide cesar criminalización de protestas

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió al Gobierno del presidente Daniel Ortega finalizar el hostigamiento y amenazas contra los manifestantes y cesar la estigmatización y criminalización de la protesta.

El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) de la CIDH recibió información del ataque a personas durante la marcha ¨Juntos somos patria¨ en el barrio Ducualí, donde una mujer recibió un balazo en su pierna derecha y un hombre fue herido en el estómago.

En su octava semana de trabajo, el MESENI identificó la persistencia del Estado de Nicaragua en criminalizar la protesta social.

Sobre acciones violentas de terceros en contra de personas afines al Gobierno, la CIDH condena todas las prácticas de humillación y hostigamiento. Son conductas indignas para los derechos humanos, que valen para todo indistintamente¨, concluyó el MESENI.

(Fuente: Nodal)