Nicaragua: al menos un muerto en el desalojo de la toma de la UNAN

0
168

Paramilitares asesinan a un joven de un disparo en la cabeza en la UNAN Managua

El joven Gerald Vásquez, que permanecía atrincherado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN Managua), fue asesinado este sábado de un disparo en la cabeza por los paramiliares que mantienen sitiada la universidad y la parroquia Divina Misericordia. El joven murió dentro de la parroquia, confirmó la Arquidiócesis de Managua.

En las afueras de la parroquia, los paramilitares fuertemente armados disparan, mientras en el interior del templo permanecen refugiados estudiantes heridos, periodistas y sacerdotes.

Los paramilitares iniciaron el ataque desde el mediodía del viernes y hasta este momento no ha cesado. Algunos jóvenes lograron salir del recinto y se refugiaron en la parroquia Divina Misericordia, donde médicos atienden a los heridos.

Desde que se refugiaron ahí, la parroquia ha sido blanco del ataque de los paramilitares, quienes disparan en ráfaga.

El Cardenal Leopoldo José Brenes junto al Nuncio Apostólico llegaron la Parroquia Divina Misericordia “a mediar para sacar a los estudiantes y sacerdotes quienes han sido atacados durante toda la noche”. A la llegada de los religiosos se permitió el paso de las ambulancias para trasladar a los jóvenes que necesitan atención.

Aunque solo se tiene confirmación de un muerto, el Cardenal dijo a los medios de comunicación, a su llegada a la parroquia, que tienen información de un segundo joven asesinado.

A la parroquita también se dirigen miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Vigilia de solidaridad

Deste la madrugada de este sábado pobladores de la capital se trasladaron hasta los semáforos del Club Terraza, a un kilómetros de la parroquia Divina Misericordia, donde realizaron una vigilia a la espera de que cesaran los disparos para entrar a socorrer a los estudiantes, sacerdotes y periodistas que estaban atrapados en el templo.

La Policía mantiene, desde la tarde del viernes, bloqueados todos los accesos a la zona.

En ese plantón de solidaridad, curas y ciudadanos les piden a los policías que dejen la represión.

(Fuente: Nodal)