Moody’s: Vacancia podría afectar la perspectiva de calificación del Perú

0
115

Además le costaría a la economía peruana un punto de crecimiento

Los mercados están intranquilos por una eventual vacancia al presidente de la República, Pedro Pablo Kuzcynski. Según el vicepresidente del grupo Moody’s Investors Service, Jaime Reusche, el cese de funciones del Jefe de Estado podría afectar la perspectiva de la calificación (A3) de estable a negativa.

¿Cuánto podría afectar la proyección de crecimiento para el 2018 de Moody’s una eventual vacancia presidencial?

En este momento tenemos mucha incertidumbre de cuál sería el resultado de esta moción. Existe la probabilidad que el presidente Kuczynski se mantenga en el cargo, que asuma uno de los vicepresidentes, o que se den elecciones anticipadas. Dependiendo del resultado del jueves tendremos que ver cómo reacciona el sector privado ante el desenlace y como se afecta la inversión pública. Los riesgos indudablemente están cargados hacia la baja para el crecimiento económico. Si bien en este momento tenemos una proyección de crecimiento de 3.9% para el 2018, es probable que revisemos a la baja nuestra proyección, pero aguardaremos el resultado del jueves y consideraremos la reacción de las dos variables claves en las semanas siguientes.

¿Cuál es el piso de crecimiento por la turbulencia política?

Vemos un piso de crecimiento ante cualquier desenlace, en el peor de los casos aproximadamente 2.6%-2.9% si se paraliza la inversión pública y la confianza del sector privado se ve muy afectada. Si hacemos la revisión a nuestra proyección lo más probable es que no baje de 3%, pero estamos observando el proceso muy de cerca para calibrar nuestras proyecciones.

¿Una eventual vacancia presidencial afectaría la perspectiva de calificación y la calificación misma?

Improbable que afecte de manera directa la calificación, pero no podemos descartar que se afecte la perspectiva que en este momento tenemos en “estable”. La economía estaba empezando a repuntar, sobre todo la inversión privada y la pública, y este proceso va a entorpecer la recuperación económica. Al mismo tiempo las cuentas fiscales están en un frágil equilibrio donde podríamos ver mejores resultados si se mantiene el manejo prudente y se implementan las medidas de ingreso que viene proponiendo el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Pero si el proceso de recuperación de la economía y de los ingresos fiscales se vulnera, las implicancias para la trayectoria fiscal serían preocupantes. En línea con eso, la perspectiva de la calificación reaccionaría de manera negativa y tendríamos que estudiar cómo cambia la trayectoria fiscal de mediano plazo.

¿Cuánto viene afectado al país el ruido político (generado desde el primer intento de vacancia)?

Está entorpeciendo el proceso de recuperación económica. La confrontación entre el congreso y el ejecutivo está perjudicando el equilibrio macrofiscal del país. En el pasado, el ruido político y la economía transitaban por dos caminos muy distintos. La actividad económica se ha vuelto mucho más sensible a la inestabilidad política y el hecho que la economía no despegue y regrese a crecer en línea con su potencial está causando mucha molestia en el sector privado y la población en general.

¿Qué peligros percibe?

El gran peligro es que esa molestia se agudice y la economía caiga en una trampa de bajo crecimiento que persista por varios años, lo cual ha pasado en algunos mercados emergentes y las implicancias de eso son sumamente complicadas de superar. La clase política tiene que estar consciente del impacto económico de la confrontación.

¿Moody’s muestra preocupación por el déficit fiscal peruano?

Las autoridades fiscales de Perú cuentan con un alto grado de credibilidad, por lo que la trayectoria de reducción del déficit que han planteado es probable que se cumpla. No obstante, sí hay un cierto nivel de incomodidad por el déficit. El resultado preliminar del 2017 nos indica que se excedió marginalmente del tope de 3% del PBI, esto en parte por débiles resultados en los ingresos. Pero por otro lado las medidas que reducen los ingresos del fisco y otras que generan nuevos gastos que ha estado adoptando el Congreso de la República, incluyendo el IGV justo, las exclusiones a la ley Servir, nuevos regímenes laborales especiales, exclusiones tributarias y demás, han dejado al MEF remando contra la marea y generan mucha preocupación de no adoptarse otras medidas que compensen esto.

En el contexto del ruido político y que la clase política no tome consciencia de la precaria situación fiscal al adoptar medidas populistas, nos preocupa mucho la dirección de las políticas públicas y el efecto sobre la trayectoria fiscal.

¿Pero los ingresos tributarios se están empezando a recuperar?

Exacto, los ingresos tributarios se están empezando a recuperar, lo cual es positivo, pero por el momento no compensan todas las presiones de gasto y no se puede sostener esa recuperación si el crecimiento no repunta, por lo que concientizar al Congreso y a toda la clase política de la necesidad del proceso de consolidación fiscal es esencial.

(Fuente: Andina)