Minsa implementará cinco programas de atención en salud mental

0
190

Estos programas forman parte del modelo de atención comunitaria

Dada la ley que garantiza los derechos de las personas con problemas de salud mental (Ley 29889, que modifica el artículo 11 de la Ley General de Salud), el Ministerio de Salud a través de la Dirección de Salud Mental implementará este año cinco programas enmarcados en el modelo de atención comunitario.

Uno de ellos es el programa para personas con Trastorno del Espectro Autista que se implementará en varios Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) para brindar atención especializada a estas personas y sus familiares.

Otro programa está referido a los adultos mayores con Alzheimer y otras demencias que igualmente se incorporan al trabajo de los CSMC. “Este programa implica que en el caso de las personas con Alzheimer y otras demencias personalicemos su atención realizando visitas a las casas donde viven para apoyarlos a cubrir sus necesidades, de tal manera que si el paciente requiere apoyo para bañarse o alimentarse, recibirá este apoyo por parte de personal de la salud en su propio domicilio”, explicó el médico psiquiatra Carlos Bromley Coloma, de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa).

El tercero es el programa Casa Verde, cuyo objetivo es ofrecer un programa de cuidado de la salud mental a niños, hijos de madres con algún tipo de sufrimiento mental severo, para fomentar una relación saludable entre estos niños y sus progenitoras, y así establecer lazos de amor entre ambos.

En ese sentido, se trata de brindarle los cuidados necesarios para que puedan crecer y desarrollarse con dignidad, bienestar y con protección de su salud mental, en el programa Casa Verde tendrán un seguimiento permanente. “Estamos realizando el diagnóstico situacional que permita una implementación de este programa de forma progresiva en la medida que la asignación presupuestal también es progresiva”, refirió Bromley.

También se implementará el plan de prevención del suicidio que tiene diferentes aristas relacionadas con detectar a personas vulnerables que podrían mañana atentar contra su vida, estas personas tienen por lo general el diagnóstico de depresión. “En este caso se hará un seguimiento a las personas y familiares que sufren de depresión, a las personas que sufren trastornos mentales graves, a los casos de disfunción familiar severa, para lo cual se realizarán intervenciones directas en la comunidad, en los domicilios de las personas y en los colegios donde estudian los niños y niñas y adolescentes, esta es la nueva política de salud mental”, precisó.

“La depresión es una enfermedad grave que en casos extremos lleva al suicidio, sin embargo, hay instrumentos que nos permiten a los profesionales de la salud mental enseñarles a los pacientes y a sus familiares las maneras de detectar signos de alarma”, aseveró Bromley Coloma.

Entre los signos de alarmar están el despedirse de manera simbólica de sus familiares, comenzar a decir “la vida no tiene sentido”, a hablar de la muerte y a repartir sus cosas, entre otros datos que permiten saber que se está frente a un potencial suicida para buscar ayuda profesional.

Finalmente, se pondrá en marcha el programa de prevención y control de la violencia basada en género a través de la creación de grupos de ayuda mutua, la  mejora de la ruta de atención conjunta entre los Centros de Emergencia Mujer y los Centros de Salud Mental Comunitaria, y la capacitación del personal de salud para la mejor atención de estas personas.

Actualmente el Perú cuenta con 103 CSMC Y este año se implementarán 50 más para terminar al 2021 con 281 CSMC que el país necesita. La comunidad es participe directa en la problemática y solución de los problemas de salud mental de las personas que la habitan y nosotros trabajamos directamente con ellos.