Equipo único en América Latina para diagnóstico de enfermedades hepáticas

0
93

La Semana de Oro de las Enfermedades No Transmisibles se Conmemora la última semana del mes de julio

Desde hace dos años, el Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud, viene realizando diagnósticos precoces de fibrosis en pacientes asintomáticos con enfermedades hepáticas crónicas, gracias a su equipo de última generación denominado “Elastógrafo por Fibroscan”, que a la fecha ha permitido que se realicen 2,650 exámenes para valoración de la fibrosis.

Se trata de un equipo de alta tecnología, único de su tipo en un establecimiento de salud público en América Latina, que ubica a la Unidad de Hígado del Servicio de Gastroenterología de este nosocomio, como un importante centro de referencia para el tratamiento de enfermedades del hígado en el país.

La jefa del Servicio de Gastroenterología de ese establecimiento, Dra. Adelina Lozano, explicó que el equipo “fibroscan” es un método no invasivo para cuantificar la elasticidad o rigidez del hígado, y concluir si el paciente se encuentra o no en un estado avanzado de enfermedad como es la cirrosis. Todas las enfermedades crónicas del hígado producen inflamación y finalmente fibrosis del tejido hepático hasta llevar a la cirrosis que es el estadio más avanzado de la fibrosis.

“La enfermedad del hígado graso ocurre en una población de pacientes con características especiales. Por ejemplo, en los obesos que tienen un índice de masa corporal por encima de 30, en diabéticos, hipertensos o en personas con los triglicéridos elevados, esta población de pacientes tiene alto riesgo de hacer fibrosis y por eso deben de pasar por una revisión especial del hígado”, comentó.

La Dra. Lozano recomendó a los ciudadanos a disminuir el consumo de carbohidratos como el pan, la papa, yuca y el camote, debido a que este tipo de alimentos consumidos con exageración elevan los triglicéridos, factor de riesgo de padecer enfermedades relacionadas al hígado graso.

Explicó que la elastografía por Fibroscan es un procedimiento bastante simple, se solicita al paciente llegar al hospital con 4 o 6 horas de ayuno y durante la prueba se realizan al menos 10 tomas no invasivas del hígado, calculándose al final el promedio del procedimiento un valor de mediana que mide la rigidez hepática. Este estudio se encuentra coberturado por el Seguro Integral de Salud (SIS), por lo que la población de bajos recursos puede acceder a una atención especializada de manera oportuna.

Si usted ha sido diagnosticado paciente con hígado graso acuda al médico para realizarse los exámenes de triglicéridos, colesterol, transaminasas, insulina y glucosa al menos una vez al año.

Mantenga un régimen de alimentación saludable y realice 30 minutos de ejercicios aeróbicos, como una caminata ininterrumpida al día para prevenir la obesidad.