Minedu forma comisión para impulsar la educación en las zonas rurales

0
170
Formulará política educativa para la población del ámbito rural, que es una de las prioridades de la actual gestión del ministerio.
El 24% de las y los estudiantes del país está matriculado en dicho ámbito.

Con el fin de impulsar la educación en las zonas rurales, en donde está matriculado el 24% de los estudiantes del país, y al ser una de las prioridades de la actual gestión, el Ministerio de Educación (Minedu) desarrollará una política pertinente para la población rural que garantice iguales oportunidades de acceso, permanencia, conclusión y logros de aprendizajes en el marco de un sistema educativo de calidad.

Para lograr este propósito, el Minedu ha constituido una Comisión Sectorial que formulará y propondrá la Política de Atención Educativa para la Población del Ámbito Rural en el marco de la política educativa nacional y que está presidida por el Viceministerio de Gestión Pedagógica.

Al respecto, la ministra de Educación, Marilú Martens, ha señalado que “hay un camino largo por recorrer y la educación rural es prioridad de esta gestión. Estamos trabajando para cerrar las brechas entre la educación rural y la urbana”.

La articulación del trabajo de las direcciones y oficinas del ministerio permitirá tener una concepción compartida de definiciones, principios y objetivos para abordar con pertinencia, flexibilidad e innovación el servicio educativo en el ámbito rural, que pese a los esfuerzos, no ha logrado abordarse de manera integral en los años anteriores.

De esta manera, se buscará mejorar los aprendizaje que alcanzan las y los niños del ámbito rural en comparación a los del ámbito urbano (19% versus 51% en comprensión lectora y 17% versus 37% en matemática) y reducir la enorme brecha que se registra en los logros de aprendizaje de las y los adolescentes del nivel secundario, que es de más de 10 puntos

Esta situación evidencia la necesidad de desarrollar intervenciones orientadas a una población en contextos específicos como el rural, que comprendan acciones pedagógicas pertinentes a las características y necesidades de aprendizaje de las y los estudiantes, aprovechando las oportunidades de su contexto, reduciendo factores de riesgo y articulando la comunidad con la institución educativa.

“El reto es lograr una política de educación rural diversificada que tome en cuenta la realidad productiva y cultural de cada zona altoandina y amazónica”, sostuvo Martín Vegas, del Consejo Nacional de Educación (CNE).

En opinión del experto, la propuesta deberá incluir una estrategia para el docente del área rural que asegure su capacitación y permanencia en las escuelas durante todo el año; y un plan de financiamiento a largo plazo para el cumplimiento de todos los objetivos.

La elaboración de la propuesta contará con la participación de los Gobiernos Regionales y la sociedad civil mediante espacios como la Mesa Interinstitucional de Gestión Descentralizada del Consejo Nacional de Educación, en la que se socializarán los avances de la comisión y los grupos de trabajo que la integran. El desarrollo del trabajo cuenta con el apoyo del Proyecto Forge – Mejorando la Calidad y la Equidad de la Educación Básica en el Perú.