Migrantes no deben ser vistos como una amenaza

0
319

Señala Diego Enríquez, funcionario de la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina

Los migrantes no deben ser vistos como una amenaza, sino como una oportunidad y necesidad que contribuye al desarrollo de un país, afirmó el director general de Información, Análisis y Control Migratorio de la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina, Diego Enriquez.

El funcionario, quien participa en el Primer Congreso Internacional sobre Inmigración que se realiza en Lima, indicó que en Argentina actualmente hay más de cuatro millones de migrantes regulares de países de los cinco continentes, según el censo del 2010, y que para ello el gobierno implementa diversos programas para que tengan opciones de desarrollo.

“El 99 por ciento de los migrantes, no solo en Argentina, sino en todo el mundo, es gente de bien, que se va de su país porque no tiene posibilidades de desarrollo. Esas personas normalmente son respetuosas de la ley y de las normas del país al que llegan”, aseguró.

En tal sentido, dijo que el gobierno argentino les ofrece a los migrantes oportunidades laborales, mediante el desarrollo de proyectos productivos como el Plan Belgrano o el Plan Patagonia.

Enriquez refirió, como ejemplo, que en la actualidad hay 80,000 venezolanos en su país, 51,000 de los cuales llegaron en los dos últimos años, y que más del 60 por ciento tiene estudios terciarios y universitarios.

“Hay un proyecto para que los ingenieros venezolanos participen en proyectos de energía. Según un estudio, el 80 por ciento de los venezolanos está dispuesto a trasladarse a otras localidades si se les permite ejercer su profesión y tener mejores oportunidades laborales”, apuntó.

El funcionario de la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina añadió que las principales comunidades de migrantes en su país la conforman los paraguayos (750,000 personas), bolivianos (480,000) y peruanos (250,000). Asimismo, dijo que hay una importante comunidad de chinos y de los tradicionales españoles y franceses.

“Se establecieron políticas para que los paraguayos se desarrollen en el sector construcción, los peruanos en los de servicios, sobre todo de salud; así como los bolivianos en el campo agrícola, y los chinos en el comercio”, explicó.

El Primer Congreso Internacional para la Inmigración se desarrolla en el Centro de Convenciones de Lima con la participación de autoridades y especialistas nacionales y extranjeros. El evento es organizado por la Superintendencia Nacional de Migraciones, con el auspicio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

(Fuente: Andina)