Medidas de conservación de Cordillera Ausangate y Montaña de Siete Colores

0
357

La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuanos, Ambiente y Ecología que preside el congresista Wilbert Rozas realizó el pasado jueves 14 de febrero una mesa de trabajo para abordar las diversas propuestas legislativas para la protección de la Cordillera de Ausangate y la Montaña de Siete Colores en Cusco.

Se conoció que ha sido aprobada la creación del Área de Conservación Regional (ACR) Ausangate formulada por el gobierno regional de Cusco y acordada con dos comunidades campesinas originarias al finalizar la consulta previa. Esta ACR busca preservar más de 72 mil hectáreas localizadas en las provincias de Quispicanchi y Canchis; pero no incluye la Montaña de Siete Colores.

La existencia de la ACR será considerada por la Comisión de Pueblos en la revisión de los 3 proyectos de ley de los congresistas Manuel Dammert (PL 3063) sobre intangibilidad de la Montaña, Wilbert Rozas (PL 3560) sobre la creación del Santuario Nacional Ausangate y Armando Villanueva (PL 3024) sobre ANP y Geoparque.

Los asistentes a la mesa de trabajo analizaron la pertinencia técnica y legal para conservar desde una perspectiva integral la Cordillera del Ausangate en un contexto de cambio climático y desglaciación; no sólo por su alto valor representativo de biodiversidad y de fuentes hídricas de la ecorregión Puna, así como su paisaje histórico en la gesta de la independencia y alto valor para el desarrollo turístico, sino también porque buena parte del abastecimiento de agua y de energía eléctrica de la ciudad de Cusco depende de este territorio integral Ausangate ubicado en la cordillera del río Vilcanota.

Considerando que la ACR Ausangate era un paso en esa orientación, se destacó la importancia de lograr la conservación del conjunto del área inicialmente considerada de más de 125 mil hectáreas. En esa perspectiva, se consensuó la necesidad de un trabajo conjunto estatal con las 7 comunidades campesinas originarias que no aceptaron la ACR, a fin de conocer sus razones y encontrar caminos para la conservación de la Montaña Siete Colores armonizándolo con el desarrollo turístico, agrario y artesanal local. Además, se sugirió propiciar mecanismos de solución de los conflictos entre comunidades por límites territoriales.

Recordemos que el área donde se ubica la montaña de Siete Colores fue concesionada a la empresa minera Minquest S.A.C. en marzo del año 2018, en un contexto en que el proceso de consulta previa finalizaba en acuerdos. Precisamente, varias comunidades de Pitumarca y Cusipata habían expresado su prioridad de conservación de fuentes de agua y de desarrollo turístico planteando la intangibilidad frente a la minería en la zona. Como se sabe, la empresa Minquest renunció a dicha concesión ante la indignación de diversos sectores de la sociedad civil; y el Ministerio de Energía y Minas suspendió las concesiones por un año.

Finalmente, los representantes de instituciones del Estado y asesores señalaron la importancia de garantizar el uso planificado y ordenado de los suelos, conservar la diversidad biológica, promover el turismo, la ganadería, la agricultura y el desarrollo sostenible, así como trabajar con las comunidades campesinas locales, cuyo derecho de consulta previa debe ser asegurada.

A la mesa de trabajo asistieron representantes del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), del Ministerio de Energía y Minas, Cultura, Comercio Exterior y Turismo, así como los asesores de los congresistas Wilbert Rozas, Armando Villanueva y de la Comisión de Pueblos.