María De Jesús Trujillo, historia de esfuerzo y ejemplo para personas con discapacidad

0
305

-Para nadadora es embajadora de los Sextos Juegos Parapanamericanos Lima 2019

-Desde los 15 años entrena, primero en una piscina de Trujillo y ahora en Lima con el objetivo de ganar una medalla en los Juegos Lima 2019.

No hay lágrima ni sonrisa que llene todo el esfuerzo de esta para deportista. María de Jesús Trujillo Casanova (17 años) ingresó a la historia del deporte paralímpico peruano al lograr la primera medalla en los Cuartos Juegos Parapanamericanos Juveniles Sao Paulo 2017, que se realizaron en el Centro Paralímpico Internacional de la mencionada ciudad brasileña del 18 al 25 de marzo del año pasado.

Trujillo Casanova logró el segundo lugar en la prueba de los 50 metros libres S6 y alcanzó para Perú la medalla de plata, logrando que nuestro país entre al medallero de estos juegos, que reunió a 20 países y 800 atletas de todo el continente.

Nuestra nadadora nos cuenta cómo se ha esforzado al máximo para lograr sus objetivos y los temores que tuvo cuando logró la medalla de plata para nuestro país.

INICIOS DE MARÍA JESÚS

“Soy de Trujillo y mi apellido es Trujillo también. Para entrenar tuve que mudarme de mi ciudad a Lima. He terminado el colegio y ahora estoy pensando en entrar a la universidad, a una carrera que tenga que ver con los negocios”, nos dice la atleta.

“Hasta 2015, no tenía idea de que existieran deportes paraolímpicos. En realidad, no practicaba ningún tipo de deporte cuando era una niña pequeña “, dijo. “Pero me armé de valor y comencé a nadar en 2015. Fue entonces cuando me presentaron por primera vez a Para natación, pero aún así no pensé en competir”.

“Me inicié en una academia privada, aprendí a nadar durante un mes y luego pasé a la olímpica gracias a un programa de inclusión en Trujillo. Empecé por salud, el doctor me lo recomendó. De la nada y muy rápido pasó de ser recreativa a competitiva. Solo en nueve meses ya estaba en mi primera competencia nacional. Vieron que mi desempeño era bueno y me anotaron a los torneos nacionales”.

LA EXPERIENCIA DE SAO PAULO 2017

Después de algunas buenas actuaciones en la escena nacional, la para nadadora de 17 años fue convocado al equipo nacional de Perú para competir en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de Sao Paulo 2017.

“Decidí ir aunque estaba nervioso ya que nunca antes había competido en una competencia internacional”, dijo Trujillo. “Me impresionó la gran cantidad y el talento de los atletas que llegaron de Brasil, México, Venezuela, Colombia y Argentina. Me sentí un poco intimidado incluso”.

“Los Jóvenes Parapans me enseñaron a creer en mí mismo, luchar hasta el final y establecer metas altas porque con confianza y perseverancia puedo alcanzarlas algún día”, dijo.

Trujillo también admitió que puede intentar “distancias más largas en el futuro” cuando se dio cuenta de que “podría ser mejor para ellos”

“Cuando llegué a Sao Paulo, en los días de entrenamientos vi a las otras participantes de otros países y me dio miedo. Me dije a mi misma: ‘ya fui’. Pero, poco a poco los nervios pasaron y agarré confianza. El día de la prueba final di todo para mí, para mi familia, la gente que ha confiado en mí y pude llegar en el segundo lugar”, agrega.

“Yo no pensaba ganar medalla. Lo que yo siempre creía era que iba a dejar todo en la cancha. Que daría todo de mí, pero las cosas me salieron mejor y me dieron mi medalla y la mona (mascota de los Juegos). Estoy muy feliz por este logro”, indicó María de Jesús.

La trujillana señaló también que ha mejorado sus tiempos en 50, 100 metros libres y espaldas, y que lo inmediato es seguir participando en pruebas de natación a nivel internacional. “Mi meta son los Juegos Parapanamericanos que Perú va a organizar en 2019. Voy darle fuerte a los entrenamientos”.

María de Jesús tiene una enfermedad congénita que la tiene en silla de ruedas: Mielomeningocele es la palabra oficial de su deficiencia, al tener la espalda bífida. Gracias al deporte sabe que no hay imposibles en la vida.

LA DISCAPACIDAD NUNCA LA DETUVO

“La discapacidad es una palabra que la sociedad ha implantado a las personas que les falta un miembro en el cuerpo o usan algún artefacto para movilizarse, pero todos tenemos alguna discapacidad, por eso hay gente que usa lentes o que no sabe pintar, por ejemplo. La discapacidad no es un impedimento para lograr tus sueños, solo es una definición a un cierto grupo de personas”.

“Soy una persona normal, crecí como cualquier niño, nunca me aislaron de la sociedad, estudié en un colegio con niños comunes y corrientes. Ahora mi mente está puesta en el deporte, organizar eventos o crear mi propio club para albergar a personas con discapacidad”.

“El deporte me ha ayudado mucho porque hay personas con discapacidad y no quieren salir de sus casas por temor. El deporte te ayuda a ser grande y a salir adelante”.

“Quiero que todos los chicos sepan que nada es imposible. Que con esfuerzo podemos lograr cosas importantes y que la discapacidad no sea un impedimento para entrenar y participar. No quiero ser ejemplo de nadie, pero debemos darle importancia a cada deporte que desarrollamos”.

EL RETO DE LOS JUEGOS LIMA 2019

“Lima tiene que estar preparada para los Juegos Lima 2019. En el caso del transporte, yo tengo movilidad, pero muchos no. He querido alguna vez subir al metropolitano y no puedo, las puertas se abren y cierran rápido y todo es muy lleno. Igual en las calzadas no hay rampas. Debemos tomar conciencia de ello”, indicó.

“No tenía idea de que iba a convertirme en embajador; Estaba tan emocionado cuando recibí la noticia “, dijo. “Estoy muy feliz y honrada, y siento una gran responsabilidad. Todos están trabajando arduamente para que estos Juegos sean aún mejores que Toronto 2015 y Guadalajara 2011”.

Como parte del legado de Lima 2019, Trujillo representa un futuro brillante para las personas con discapacidad que viven en Perú, en los próximos años. “Con la mejora de las instalaciones deportivas en Lima, creo firmemente que los deportes paralímpicos crecerán en Perú después de los Juegos”, dijo.

“Con nuestras actuaciones en Lima 2019, vamos a inspirar a mucha gente a involucrarse con el Movimiento Paralímpico y lo más importante con los deportes en Perú. Necesitamos la ayuda de todos los peruanos para que este país sea más accesible para todos”.

Finalmente María de Jesús agradeció el apoyo de su entrenador Renzo Parejas, de las piscinas Once y Campo de Marte, Acosta Sport, Rapid Fit y a su club Perulímpicos.