“Los de arriba y los de abajo”…Por Octavio Huachani Sánchez

0
826

Está por culminar otro año y dentro del Presupuesto General de la República a ejecutarse en el 2019, no figura para nada un incremento, por pequeño que sea, a la pensión de los jubilados de la ley 19990, que como se sabe desde hace 18 años sigue siendo de 415 soles mensuales.

Los de arriba

¿Sabía usted que el Presidente Martín Vizcarra apenas concluya su mandato y con menos de cuatro años de ejercer la presidencia, recibirá una pensión vitalicia de 15.600 soles mensuales?

Pero claro Vizcarra no es el único

Luego de dejar Palacio de Gobierno, todos los expresidentes tienen derecho a una pensión mensual y vitalicia. Esto desde 1995, cuando el entonces presidente Alberto Fujimori, promulgó la Ley N° 26519 gracias a la cual los exmandatarios tenían derecho a una renta equivalente a los ingresos de un congresista: 15600 soles mensuales.

Con esta ley resultaron beneficiados el Arq. Fernando Belaúnde Terry; Valentín Paniagua (y su viuda Nilda Jara Gallegos); Alejandro Toledo -hoy prófugo de la justicia-; Alan García y Ollanta Humala.

Según los registros del Congreso el expresidente que recibió más dinero fue Valentín Paniagua junto a su esposa. Él y su viuda cobraron la nada despreciable cantidad de 2 millones 993 mil 230 soles (US$ 900 mil) entre el 2001 y el 2016. Como se recuerda Paniagua estuvo en Palacio apenas un año.

Toledo continúa en la lista como el segundo expresidente que más dinero recibió con 2 millones 278 mil 679 soles. Lo siguen Alan García, (hoy investigado por el caso Lava Jato), con 2 millones 118 mil 530 soles), Belaúnde con 486 mil 643 soles y finalmente Ollanta Humala con 95 mil 680 soles contados solamente hasta el 2016.

Pese a haber sido quien estableció este beneficio, Alberto Fujimori no recibe pensión porque ni bien abandonó su cargo como presidente el 2000 se convirtió en prófugo de la justicia y luego fue condenado a prisión por violación a los derechos humanos y el artículo 2 de la normativa indica que este beneficio no se aplica para los expresidentes que han sido acusados constitucionalmente por el Congreso.

Alejandro Toledo Manrique tampoco goza de este beneficio debido a que el juez Richard Concepción Carhuancho le congeló la pensión en marzo por estar involucrado en presuntos cobros de coimas que efectuó la constructora Odebrecht.

El caso de Alan García es diferente. A pedido suyo desde abril del 2004 al 2006 sus pensiones se redujeron a un poco más de 5 mil soles, a excepción de los meses de julio y diciembre donde hubo pagos adicionales. Sin embargo, a partir del 2011 sus pensiones se “normalizaron”.

Otro dato interesante es que además de las pensiones los ex presidentes tienen “derecho” a cinco las plazas administrativas y un monto por concepto de gasolina, de un seguro médico privado, un automóvil y seguridad de por vida.

Es necesario señalar que los parlamentarios no tienen derecho a ningún beneficio vitalicio.

Los de abajo

En setiembre de este año la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso aprobó por unanimidad con los votos de Fuerza Popular, Acción Popular, Nuevo Perú y Frente Amplio, el dictamen del proyecto de ley que declaraba de interés nacional el establecimiento progresivo de una pensión mensual equivalente a una Remuneración Mínima Vital (930 soles) para los pensionistas de la ONP. Este beneficio alcanzaría a los pensionistas de la 19990 y 20530.

Sin embargo el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, no tardó en aparecer para “matar” las ilusiones de los jubilados. Según él la propuesta era improbable ya que elevar a S/ 930 la pensión mínima de jubilados del DL 19990 costaría S/ 2,060 millones al año porque, dijo, actualmente los aportes de los trabajadores de la ONP  no alcanzan para cubrir las pensiones de los jubilados. No dijo nada de los jugosos sueldos de los funcionarios de la ONP ni de los millonarios contratos con estudios de abogados.

Futuro desalentador

Según el INEI la población de nuestro país supera los 30 millones de habitantes de los cuales casi tres millones de personas pasan  la valla de las 6 décadas. Según la ONP los pensionistas a su cargo suman casi medio millón de adultos mayores. Es decir solo seis de cada diez ancianos logran jubilarse.