La vida vuelve a llenar las Ramblas de Barcelona Tras ataque terrorista

0
223

Una vez más, las Ramblas de Barcelona se llenaron de flores y de aplausos: lo que el jueves era duelo, este sábado era un kilómetro abarrotado de gente, a la que se sumó el rey Felipe con un homenaje.

En medio de un concierto de bocinas y de globos, varios taxistas desfilaron por el bulevar a la caída de la tarde, con un crespón negro en su antena y el eslogan “no tenemos miedo” luciendo en las ventanas. El paquistaní Hussein Nassam, de 44 años, depositó con otros compañeros una corona de flores en nombre de los “taxis musulmanes” en la entrada de la famosa vía barcelonesa.

A lo largo de los 500 metros recorridos por la furgoneta que el jueves mató a 13 personas, no dejaron de aparecer “altares” improvisados en memoria de las víctimas. En algunos pueden leerse las palabras “Juntos, diferentes, paz”, en medio de velas, peluches y textos manuscritos. “Las Ramblas lloran pero están vivas”, resume un letrero. “Hope and love” La gente vuelve a comer gofres, helados y paella a todas horas, y en los locales se bebe de todo.

El bar Boada anuncia sobre la barra su “cóctel del día: Hope and Love” (esperanza y amor, en inglés). Casi todos los comercios han reabierto, y algunos apenas cerraron. El Café de la Ópera (fundado en 1928) permaneció cerrado apenas tres horas el día del ataque, y porque la policía les obligó, cuenta Andreu Ros, de 46 años, hijo de la propietaria.

“Esperamos que la ciudad siga igual de acogedora” que siempre, dice Andreu entre las paredes que vieron pasar a escritores como el barcelonés Manuel Vázquez Montalbán (1939-2003), el colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014) o el británico George Orwell (1903-1950), que luchó del lado republicano durante la Guerra Civil española de 1936-1939 y se alojó en las mismas Ramblas.

(Fuente: Andina)