La tecnología, herramienta clave para la gestión del agua

0
368

Proyecto GOTA de Acciona Agua Perú aplica tecnología de última generación para el mantenimiento de la red de agua potable y alcantarillado de ocho distritos de Lima

El uso de la tecnología en la gestión del agua se ha convertido en una herramienta necesaria para la ejecución de las etapas que engloba. Una de ellas es el abastecimiento de agua potable y saneamiento. Esta es la cobertura básica en los hogares peruanos y, precisamente, la tecnología puede funcionar como medio que permita actuar de manera oportuna, prever la ocurrencia de problemas y dar respuesta con mayor agilidad a diversas incidencias, como averías.

Al respecto, el proyecto GOTA (Gestión de Órdenes de Trabajo) es un sistema de telecomunicaciones, que ha desarrollado Acciona Agua Perú para la gestión de los trabajos de campo en los servicios de agua potable y saneamiento. Esta plataforma informática conecta en tiempo real a todos los actores implicados en la resolución de averías y en el mantenimiento de las instalaciones, desde que se detecta una incidencia hasta que se solventa. De esta manera, se mejora la coordinación y se reducen los tiempos de reparación, por lo que se minimizan los cortes de agua y las fugas. Esta tecnología se viene aplicando en el mantenimiento de la red de agua potable y alcantarillado de ocho distritos de Lima que comprende una población de cuatro millones y medio de habitantes.

Así, permite tener un mayor control y análisis de la calidad de los servicios prestados, optimizar la capacidad de respuesta al cliente, como también mejorar el rendimiento de las operaciones en términos económicos, entre otros aspectos fundamentales.

Como vemos, a través de la tecnología es posible encontrar soluciones, y afrontar los retos actuales y futuros en cuanto a la gestión del agua, sobre todo, al existir un crecimiento demográfico, una variabilidad del clima, factores que ejercen una presión cada vez mayor sobre los recursos hídricos.

En ese sentido, es esencial que los responsables de gestionar estos recursos puedan emplear las tecnologías que, hoy en día, están disponibles para lograr que las familias peruanas tengan acceso seguro a suministros de agua y servicios de saneamiento.