¿En la repetición está el gusto?… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
772

Apenas fue designado como director técnico de la selección peruana de fútbol inmediatamente surgieron las recomendaciones sobre los integrantes del equipo a seleccionar. Y entonces se volvieron a repetir nombres como Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas, etc. que ya habían cumplido su ciclo con la selección y que a fuerza repetir cuestionables actuaciones o por la inactividad lucen desgastados.

El mismo fenómeno se repite ahora pero en otro escenario: el político. El presidente Martín Vizcarra no terminaba de acomodarse en el sillón de Pizarro, cuando empezaron a aparecer en repetidas entrevistas televisivas, Jorge del Castillo y Antero Flores Araoz, ambos ex presidentes del Congreso, quienes sin que nadie se los pidiera salían a aclarar que (aún) no los habían llamados para ocupar el cargo de Premier pero que estaban dispuestos a “servir a la patria”.

Flores Araoz señaló “que hasta el momento no ha recibido invitación ni propuesta para ser parte del nuevo gabinete”. Algo así como “no quiero, no quiero, échamelo al sombrero”.
La posición del congresista aprista Jorge del Castillo Galvez es tan repetitiva que hasta Héctor Becerril, vocero alterno de Fuerza Popular declaró que Del Castillo “Tiene la añoranza del premierato del gobierno de Alan García y por eso constantemente está buscando el fajín de Premier”.

Sin embargo el Presidente Martín Vizcarra poniendo oídos sordos a los cantos de sirenas ya habría tomado una decisión para ese cargo. La presencia en Palacio de Gobierno del parlamentario César Villanueva, ha hecho suponer a más de uno, que podría ser el nuevo jefe del Gabinete Ministerial. Villanueva estuvo reunido con el Presidente el último lunes por la tarde por espacio de 45 minutos.

Otros nombres voceados para ministros son:
Javier Iguiñiz, ministro de Economía; Salvador del Solar, ministro de Cultura; Gino Costa, ministro del Interior; Eduardo Gotuzzo, ministro de Salud; Marisol Pérez Tello, ministro de Justicia; Hugo Ñopo, ministro de Educación; Jorge Nieto, ministro de Defensa; José A. García Belaunde, ministro de RR.EE.; José Hernández, ministro de Agricultura; Javier Neves, ministro de Trabajo; Patricia Majluf, ministro del Ambiente; Samuel Dyer, ministro de la Producción; Susana Chávez, ministro de la Mujer;Rudecindo Vega, ministro de Vivienda; Viviana Scotto, ministro de Comercio Exterior; Carolina Trivelli, ministro de Desarrollo e Inclusión Social y Olga Lozano, ministro de Transportes.

Hay algunos nombres que repetirían en los cargos pero que mostraron entereza y honestidad en sus acciones como ministros y que supieron abandonar sus cargos porque entendieron que su compromiso era con la patria y no con un partido político.

En fin dejemos que el flamante Presidente Martín Vizcarra forme su equipo y confiemos en que nos llevará a buen puerto. Tiempo al tiempo y esperemos confiados que al igual que la selección de futbol pronto celebraremos los triunfos que todos los peruanos ansiamos y merecemos.

Tampoco hay que adelantar juicios ni ser agoreros. Esa es tarea de los políticos.
No debemos desperdiciar la oportunidad de unirnos y apoyar al Presidente. Tenemos que sumar en vez de restar. Tampoco debemos descalificar a priori. No debemos ser triunfalistas pero tampoco repitamos errores que nos han conducido al abismo de la crisis moral y ética.

Por último: No confiemos nuestro futuro y la de nuestros hijos en los partidos políticos que cobijan a los autoproclamados “patriotas, salvadores de la patria” pero que se olvidan uno de los deberes más elementales como preocuparse en el futuro de su propia hija.