La meningitis por meningococo puede causar la muerte en el 50% de los casos

0
83

• La enfermedad es tan agresiva que puede provocar el fallecimiento en tan solo 24 horas
• La bacteria se trasmite por el contacto cercano o prolongado con una persona infectada

La meningitis por meningococo es una enfermedad infecciosa que, según la Organización Mundial de la Salud, puede tener un desenlace fatal hasta en el 50% de los pacientes que la padecen. Aunque su incidencia en el Perú es baja, cada año el país reporta nuevos casos de esta patología; que se caracteriza por la rapidez con la que provoca secuelas graves e irreversibles o incluso la muerte, la cual puede producirse en apenas 24 horas.

El Dr. Kocfa Chung, experto en enfermedades inmunoprevenibles, asegura que esta patología es muy agresiva, por lo que degrada el estado de salud del paciente en poco tiempo y provoca considerables daños. “La infección se produce en las meninges, que son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Por ello, las secuelas pueden ser muy graves; tales como la pérdida auditiva, amputaciones de extremidades, daño cerebral y otros problemas en el sistema nervioso”, apuntó el especialista.

El especialista indicó que la bacteria causante de esta enfermedad se transmite de persona a persona, a través de la saliva y las secreciones nasales. Por tanto, el contacto cercano o prolongado con una persona infectada aumenta las probabilidades de contagio. Si bien personas de todas las edades y condiciones pueden contraer la bacteria, la población en mayor riesgo son los bebés menores de un año, los adolescentes y adultos jóvenes (16 a 23 años), y las personas con inmunodeficiencias.

Así mismo, el Dr. Chung insiste en la relevancia de la inmunización. “Si bien es importante actuar rápido frente a un cuadro de meningitis, lo realmente clave es la prevención, ya que muchas veces las personas, por desconocimiento de los síntomas, buscan ayuda médica muy tarde. Actualmente existen vacunas contra el meningococo que se aplican a partir de los 9 meses. Estas aún no forman parte del calendario de vacunación oficial, pero se puede acceder a ellas en diversas entidades privadas”, señaló la Dra. Del Águila.

Finalmente, la especialista indicó que, si aún no se ha colocado esta vacuna en los niños, los padres deben poder identificar los síntomas de la patología, tales como rigidez de la nuca, fiebre elevada, sensibilidad a la luz, confusión, dolor de cabeza y vómitos. Ante la presencia de alguna de estas manifestaciones, se debe acudir a un centro de salud en el menor tiempo posible.