La dieta y su relación con la salud bucal

0
276

El cuerpo humano es una máquina en constante funcionamiento, todo lo que ingerimos lo afecta directamente, por lo que se debe tener cuidado con los alimentos que consumimos, de lo contrario podemos sufrir problemas en nuestra salud general, incluyendo problemas bucales, como dientes y encías. Y es que en el caso de consumir azúcar en exceso se puede correr el riesgo de sufrir caries dental, una enfermedad crónica muy común en el Perú.

Se debe tener cuidado con las dietas que se realizan, es necesario consultar con su médico y dentista antes de comenzar, ya que de no incluir alimentos que contengan los nutrientes necesarios, aumenta el riesgo de desarrollar gingivitis y posteriormente periodontitis, las principales causas del sangrado de las encías. Así también, pueden desencadenarse problemas en los huesos, sistema inmunológico, aumento en el riesgo de tener caries o llagas en la boca.

Mantener una alimentación equilibrada favorecerá a la salud general, previniendo la aparición de enfermedades dentales y la caída de los dientes, por lo cual es necesario empezar a prestar atención a nuestra boca. Es por ello que la Dra. Jubitza Loayza, Periodoncista y Director Médico de la Clínica Eurodent, brinda algunas recomendaciones para cuidar la salud bucal.

1. Tener una alimentación saludable. Una dieta variada y equilibrada que incluya vitaminas C y D, calcio, flúor y fósforo, como cereales, granos, frutas, vegetales, proteínas y grasas saludables permitirán reforzar las defensas del cuerpo para prevenir infecciones bucales.

2. Evitar fumar y beber en exceso. Moderar el consumo para evitar daños en los tejidos de la boca y prevenir el cáncer bucal.

3. Reduce el consumo del café, vino tinto y el té. Se adhieren al esmalte dental, favoreciendo la decoloración y aparición de machas en los dientes.

4. Disminuye el consumo de bebidas carbonatadas y energizantes. Contienen una gran cantidad de dióxido de carbono, azúcar y ácidos lo cual provoca daños en el esmalte dental, y en casos más graves caries y la pérdida de los dientes.

5. Lavarse los dientes después de consumir dulces. Realizar una limpieza bucal con una técnica de cepillo correcta al finalizar de comer, de lo contrario el azúcar se adherirá a los dientes. Puedes elegir otras opciones como manzanas, zanahorias o apio.

6. Evita comer alimentos que se adhieren a los dientes. Dulces pegajosos como caramelos, toffees y gomitas dañan el esmalte dental.

7. No beber o comer alimentos calientes o muy fríos. El cambio de temperatura produce sensibilidad en los dientes, causando un dolor agudo. También lo provoca los alimentos muy dulces o ácidos.

Recuerda cepillarte los dientes tres veces al día con una pasta que contenga flúor, junto con un limpiador de lengua, hilo dental y cepillos interproximales completarán la limpieza. Asimismo, visita a tu dentista para realizar una limpieza bucal profesional como mínimo una vez al año, para eliminar el sarro, las manchas en los dientes a causa del café o tabaco y prevenir enfermedades de dientes y encías.