Kuczynski: Jamás he favorecido a empresa o personas como ministro o presidente

0
292

Ratifica que delegó su empresa a Gerardo Sepúlveda

El presidente Pedro Pablo Kuczynski sostuvo hoy que mientras fue ministro o ya en la jefatura del Estado jamás ha favorecido a ninguna empresa o persona, y que desarrollo su actividad privada en el marco de la ley y la ética profesional.

Ante el pleno del Congreso, explicó que la empresa Westfield Capital, de su propiedad, fue creada en 1992 para dar asesoría financiera. Durante los años en que fue ministro de Economía y presiente del Consejo de Ministros, fue gestionada y dirigida por Gerardo Sepúlveda, su socio chileno.

Sobre la consultoría que ofreció esta empresa para el proyecto Olmos y que es invocada como causal para el pedido de vacancia, el jefe de Estado indicó que dicha acción fue gestionada por Sepúlveda, sin conocimiento suyo.

Mostró como pruebas de ese hecho el acuerdo de asesoría suscrito entre la empresa Odebrecht, Westfield Capital y el Banco de Crédito del Perú el 2004, el mismo que se encuentra firmado por Sepúlveda.

También mostró el acuerdo entre Westfield Capital y Total E&P Activities Petrollieres de 2004, firmado por Sepúlveda y la carta de la empresa Odebrecht en el Perú, enviada al diario La República, en la cual afirman que la consultoría fue gestionada por Sepúlveda.

“La propia Odebrecht, cuyos testimonios han servido para apresar y procesar a expresidentes, empresarios y diversos funcionarios públicos, ha sostenido en forma categórica que no existen ningún acto de corrupción en los pagos a Westfield Capital”, afirmó.

La constructora, asimismo, ha reconocido que los servicios prestados por la consultoría fueron efectivamente prestados y gestionados exclusivamente por Gerardo Sepúlveda.

El mandatario indicó que existe una diferencia entre la propiedad de una empresa y la gestión de la misma, y mencionó que en la historia de la República ha habido empresarios que renunciaron a la gestión de sus empresas, pero no a la propiedad para ingresar a la gestión pública.

“Lo que prohíbe el articulo 126 (que se invoca en la vacancia) es gestionar una empresa o realizar actividad lucrativa en la misma, no ser dueño”, argumento.

Kuczyski indicó que cuando entregó a Sepúlveda la gestión de su compañía lo hizo para evitar incompatibilidad con la función pública y además le exigió a su exsocio que durante su labor como ministro no hubiera comunicaciones referidas a sus actividades y gestiones.

“Fue paradójicamente esa decisión, la que no me permitió identificar la existencia de pagos de Odebrecht. Lamento no haber advertido este conflicto, pero no me convierte en un corrupto, ni en un gestor de interés, ni supone alguna infracción a la Constitución”, afirmó.

El jefe del Estado reconoció que pudo haber acompañado su decisión de documentos específicos, que no ha sido prolijo, por lo que pidió “sentidas disculpas con la claridad de mente y dolor de corazón”.

Indicó también que, entre los años 2004 y 2012, los depósitos de Odebrecht en las cuentas de Westfield Capital fueron una parte minoritaria de sus ingresos y los pagos por la consultoría para el trasvase de Olmos representa menos del 1%.

“Los servicios financieros de Westfield que se cuestionan se dieron entre privados, con socias privadas de prestigio y responden a servicios privados de asesoría financiera. No son, como se han dicho, contratos con el Estado”, apuntó.
(Fuente: Andina)