JNE: Partido que recibe financiamiento indebido debe ser suspendido

0
188

Director del Registro de Organizaciones Políticas propone endurecer sanciones

El partido político cuyos dirigentes reciben financiamiento indebido para su campaña no debería participar en el siguiente proceso electoral, propuso Fernando Rodríguez, director nacional del Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

En declaraciones a la agencia Andina, explicó que la norma actualmente considera para estos casos una multa, que termina siendo apelada y judicializada por los partidos, con lo cual no termina siendo una medida que disuade.

“Si se demostró que ese candidato recibió financiamiento indebido, el partido no podrá presentar candidato en la siguiente elección e incluso puede ser la perdida de la inscripción si se demuestra que hubo financiamiento ilegal”, afirmó.

Otra sanción, según propuso, podría ser que el candidato al Congreso que recibió financiamiento indebido pierda la curul o el cargo para el cual fue electo.

Sostuvo que propuestas como estas deben abrir un debate sobre la necesidad de continuar con la reforma para el fortalecimiento de las organizaciones políticas.

Reducir valla electoral

Planteó, además que podría bajarse el número de firmas requerido para inscribir un partido, (ahora en 733,716) para abrir el espectro político, pero haciendo obligatoria la democracia interna, eliminando el voto preferencial y haciendo obligatorio la participación de los partidos en las elecciones.

Con eso, según dijo, habría una norma de entrada al sistema de partidos, pero también de salida, de lo contrario solo se permitiría el incremento de organizaciones políticas inscritas.

Rodríguez, asimismo, planteó la posibilidad de establecer la adhesión biométrica para la recolección de firmas, con lo cual se acabarían los problemas relacionados con las denuncias sobre falsificación de firmas.

El adherente, en su opinión, debería además convertirse en afiliado a esa organización política, lo que le daría derecho a participar en la democracia interna o incluso ser candidato.

“Eso tendría que complementarse con que los procesos de democracia interna tengan un número de afiliados, no puede ser que haya congresos con 10 o 15 personas, eso no representa a nadie”, afirmó.

(Fuente: Andina)