JetBlue informe anual de responsabilidad social y ambiental

0
504

La aerolínea marca un nuevo ciclo en la forma de reportar sus resultados en materia ambiental, alineándose al  Consejo de Normas de Contabilidad de Sostenibilidad.

Lima.- JetBlue publicó su informe anual de responsabilidad social y ambiental, alineando  los esfuerzos de la aerolínea para integrar las medidas de planeación ambiental a largo plazo y responsabilidad corporativa en su negocio. “El mañana es nuestro negocio” destaca las más grandes iniciativas: como el anuncio del acuerdo de recarga de combustible renovable como una de las más grandes aportaciones en la historia de la aviación, la compensación de carbono de más de 1.700 millones de libras de emisiones de CO2e y la donación de más de $ 2.25 millones de libros a niños necesitados.

Este año, JetBlue renovó su informe anual eliminando la tradicional versión impresa, pasando a una nueva versión totalmente digital. A través de responsibilityreport.jetblue.com/2016, JetBlue está reportando los cambios que han impactado, además de las iniciativas empresariales y de responsabilidad social corporativa, que son de particular interés para los clientes y miembros de la tripulación. Además, JetBlue está reportando información relevante de interés sobre el manejo social del medio ambiente (ESG, por sus siglas en inglés) para los inversores con un informe elaborado de acuerdo con el Consejo de Normas y Contabilidad Sostenibilidad (SASB) alineándose a sus estándares para la industria aérea.

“La sostenibilidad es llevar un negocio inteligente y transparente”, dijo Sophia Mendelsohn, directora de sustentabilidad de JetBlue. “Como una de las primeras compañías aéreas en reportar según los estándares de la SASB, nuestro enfoque está disrrupción inteligente. No estamos apoyándonos en el status quo para el reporte de sustentabilidad. Seguir los estándares del SASB nos ayuda a presentar la información más útil a nuestros inversionistas, continuando con nuestro esfuerzo de incorporar la sustentabilidad en la utilidad de la empresa”.

El SASB mantiene estándares para la divulgación de información sobre sustentabilidad a los inversionistas. Las normas del SASB, disponibles en forma provisional para 79 industrias, que incluye a las líneas aéreas, identifica factores materiales de la sustentabilidad que probablemente afectaría el desempeño financiero de la industria. Las normas del SASB están diseñadas para ser rentables para las empresas y útiles para los inversores, proporcionando a ambas partes la capacidad de comparar y realizar un análisis el desempeño.

El informe de este año destaca cómo JetBlue está liderando y se centra en cinco áreas clave: el medio ambiente, la innovación, la educación, la diversidad e inclusión y “nos importa”. En 2016, JetBlue invirtió en una tecnología de reducción de emisiones, administró un huerto en el aeropuerto y ofreció ayuda a futuros aviadores y comunidades locales.

Mendelsohn añadió: “La responsabilidad ambiental y social es fundamental para nuestro éxito a largo plazo. Estamos materializando nuestra misión de inspirar a la humanidad a nuestros clientes, nuestra tripulación y nuestra comunidad de una manera más concisa y visualmente atractiva a través de un micro sitio dedicado”.