Japón vence 4-3 a Uruguay en amistoso en Saitama

0
328

Los uruguayos sumaron su segunda derrota consecutiva

Japón derrotó 4-3 a Uruguay este martes en un partido amistoso en Saitama, en el que los nipones desplegaron toda su velocidad de ataque y aprovecharon los serios problemas defensivos que exhibieron los celestes.

Los goles de los locales fueron de Takumi Minamino (10, 66), Yuya Osako (36), y Ritsu Doan (59), mientras que para Uruguay anotaron Gastón Pereiro (28), Edinson Cavani (57) y Jonathan Rodríguez (75).

El partido comenzó a las 10H35 GMT en un estadio colmado, con los dos equipos buscando imponer su juego desde el vamos.

El conjunto uruguayo que dirige Oscar Tabárez presentó variantes con relación al que ingresó ante Corea del Sur el viernes y que terminó perdiendo 2-1.

Marcelo Sarachi, lateral izquierdo del Leipzig alemán, entró adelantado para reforzar la marca y el ataque por la banda izquierda, en tanto Diego Laxalt, del Milan, apareció más retrasado en la cancha. También Gastón Pereiro (PSV Eindoven) ingresó en lugar de Matias Vecino (Inter de Milán), lesionado.

Edinson Cavani, del PSG francés, tuvo la compañía de Giorgian de Arrascaeta, del Cruzeiro de Brasil, en reemplazo de Luis Suárez, el goleador del Barcelona que no jugó ninguno de los dos encuentros porque espera a su tercer hijo y no fue convocado.

Uruguay mostró claras falencias en el fondo y, en la primera de cambio, a los 10 minutos, Japón abrió el marcador cuando una entrada por izquierda dejó solo a Takumi Minamino, que logró desplazarse en paralelo al arco de Fernando Muslera para dejar sin posibilidades al meta y abrir el marcador.

Los celestes tuvieron una buena oportunidad a los 18 cuando un tiro de esquina alcanzó al capitán Diego Godín, quien cabeceó solo y forzó una notable atajada de Masaaky Higashiguchi para mandarla nuevamente al córner.

Al promediar el primer tiempo, Japón era mucho más que un Uruguay impreciso y sin capacidad de abrir espacios, sobre todo en el último tercio de cancha.

La primera buena jugada colectiva celeste se dio a los 25 minutos, cuando De Arrascaeta dejó solo a Cavani y este levantó un centro pasado para Pereiro, que no logró definir.

Tabárez había adelantado el lunes que probaría jugadores. Para el DT, esta fecha de amistosos FIFA marca el comienzo de la preparación uruguaya para la Copa América Brasil-2019.

– Llegó la igualdad –
El gol de la igualdad para Uruguay vino por vía aérea a los 28 minutos, cuando un centro desde la derecha fue al arco tras cabezazo de Sebastián Coates y, en el rebote, Pereiro logró mandarla a la red de pierna izquierda, prácticamente sobre la línea de meta japonesa.

A partir del gol, Uruguay pareció encontrar un mejor juego, aumentó la presión, y metió a Japón en su área. A los locales les costó subir y generar los pases que lograron en los primeros minutos, pero siguieron apostando a la velocidad de su ataque.

Y rindió sus frutos. En una subida a los 35, Yuya Osako logró rematar ante un Muslera solo y, en el rebote, el delantero consiguió definir contra el parante izquierdo. Era el 2-1 para Japón, que resurgía.

– Japón arrasa –
Uruguay inició la segunda mitad con los ingresos del juvenil Federico Valverde, del Real Madrid, y de Jonathan Rodríguez, del Santos Laguna mexicano, en un intento por darle mayor profundidad a su ataque.

Y a los 57 igualó nuevamente, luego de un grueso error de la defensa japonesa que fue aprovechado por Cavani, quien eludió al golero para mandarla a la red.

Pero le duró poco la alegría a Uruguay. A los 58 fue el turno de Ritsu Doan, que superó a la defensa uruguaya y volvió a poner en ventaja al conjunto nipón.

A los 66 Japón anotaba nuevamente por intermedio de Takumi Minamino, quien recogió otro rebote de un Muslera tratando de cubrir los errores de una defensa floja, que lo dejó a su suerte más de una vez.

Uruguay, fiel a su tradición, no se rindió. Así, a los 75 minutos Cavani habilitó a Rodríguez, quien colocó el balón contra el palo izquierdo del meta japonés para el definitivo 4-3.

Es el segundo amistoso que Uruguay pierde desde que Tabárez inició su quinto ciclo al frente de la celeste.

(Fuente: Andina)