Iván Michilot : “A pesar de todo, me quedo en el Perú por las familias que confiaron en mi”

0
362

Hace aproximadamente 4 meses, un equipo de la Fiscalía y la Policía peruana intervino la empresa “Inversiones MVARA S.A.C”, ubicada en la comunidad de “Las Viñas de Media Luna”. El objetivo: dinamitar maquinaria valorizada en un total de casi 8 millones de dólares.

El gerente general de dicha empresa, el ingeniero español Iván Michilot Vara, indicó que el pretexto de la intervención era evitar que su empresa continue ejerciendo ilegalmente la minería; sin embargo, Michilot asegura que “Inversiones MVARA S.A.C” está dedicada únicamente al reaprovechamiento de desmonte de excavaciones con el propósito de fabricar agregados para concreto y asfalto.

Se estima que más de 200 familias han quedado sin trabajo y que la empresa dirigida por Michilot en la actualidad, sobrevive a base de préstamos de amigos, familiares y peticiones a bancos y financieras para poder reflotar.

Las consecuencias de dicha intervención en la comunidad han sido desastrosas para muchos, pues la empresa era el sostén económico de varios vecinos. Lizeth Chávez, vecina de la comunidad, afirmó que la situación de los trabajadores poco les importó a los responsables del atentado.

“El impacto ha sido fuerte, porque muchas personas que trabajaban dentro de la empresa del ingeniero Michilot han perdido todo”, señaló Chávez.

Pero este hecho no solo ha afectado la situación económica de los comuneros. Elizabeth Mariños, madre y vecina, denunció que el día de las explosiones fue un episodio traumático, especialmente para los niños de la comunidad, muchos de ellos, asustados y sin ganas de salir de sus casas.

“Mi hijo, él que es pequeñito, lloraba, tenía miedo. “Qué es eso mamá”, me decía. Era algo bien feo”, comentó Mariños.

El ingeniero Michilot ha puesto una denuncia administrativa contra la Fiscalía de Medio Ambiente y el Órgano de Control Interno del Ministerio Público. Según él, se han encontrado indicios de abuso de poder e irregularidades. También se ha abierto una investigación interna contra los dos fiscales titulares.

“Mi equipo de abogados está planteando ya todas las demandas penales, civiles y administrativas contra los funcionarios del Ministerio Público, de la Fiscalía, de la Policía y del funcionario del Ministerio de Energía y Minas que participó en la intervención”, señaló Michilot.

El ingeniero español confesó que el día del incidente su madre le recomendó volver a España. Sin embargo, Michilot ha decidido quedarse por respeto a las familias de la comunidad.

“El primer día que ocurrió el incidente yo estuve llorando. Hablé con mi mamá, que es enfermera española y lloramos los dos. Ella me pidió que regresara a España. A punto estuve de regresar y abandonarlo todo, pero me estoy quedando por las familias que han confiado en nosotros, en nuestro proyecto. También por las empresas subcontratadas que han quedado arruinadas por estos funcionarios corruptos”, declaró.