Inspeccionan villa deportiva regional del Callao

0
660

Para verificar los avances de las obras que se vienen ejecutando en las instalaciones de la Villa Deportiva Regional del Callao, los congresistas Leyla Chihuán y Carlos Domínguez se trasladaron el martes 19 hasta sus instalaciones en las cuales se disputarán algunos deportes de los próximos Juegos Panamericanos 2019.

Los legisladores recorrieron el coliseo donde se jugarán las disciplinas de vóley y tae kwon do. El escenario estará concluido el 31 de marzo próximo. Este recinto – donde también se disputará los Juegos Parapanamericanos- tiene una capacidad para seis mil personas.

Luego inspeccionaron los vestuarios y constataron que cuentan con cámaras de seguridad, sistema contra incendios y cámaras de video-vigilancia e hicieron lo propio en la zona de calentamiento para los deportistas.

Especial atención de los congresistas Chihuán y Domínguez suscitó las condiciones de accesibilidad y las facilidades para los atletas paraolímpicos, así como la capacidad de las instalaciones para los acompañantes.

Luego de la inspección, se realizó una mesa de trabajo en la que participaron los legisladores y los representantes de las federaciones que van a participar en esta sede.

Los participantes expresaron su preocupación por los pisos para los encuentros de vóley y el ruido de aviones mientras se realicen las disciplinas deportivas. Al respecto, se informó que se está teniendo en cuenta el tema acústico y el revestimiento para el ruido y se está trabajando para minimizar las contingencias.

Posteriormente, los legisladores visitaron el Complejo Deportivo Miguel Grau que cuenta con techo acústico revestido de policarbonato para una mejor amortiguación de los ruidos. Este recinto tiene una capacidad para 2 mil 400 personas.

Aquí, durante los Juegos Panamericanos, se disputarán las competencias de lucha grecorromana, lucha libre y box. Y en los Juegos Parapanamericanos albergará al golbol.

También recorrieron las instalaciones del estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que también forma parte de los trabajos que se desarrollan en la sede Callao. Aquí se han refaccionando las tribunas para adaptarlas a los estándares de seguridad de eventos internacionales y para la instalación de butacas fijas y abatibles, con lo cual habrá una capacidad para unas 22 mil personas.