INPE: 4 internos entregaron casuillas y pintura al Papa

0
350

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) logró que cuatro de sus internos artesanos entreguen al papa Francisco finas casullas, túnicas para oficiar misa, y una pintura elaboradas en los talleres de costura y arte de cuatro penales del país.

Fue un encuentro muy emotivo con el Santo Padre que según Carlos Vásquez Ganoza, presidente del INPE, definitivamente contribuye con su proceso de resocialización iniciado desde los talleres laborales.

Los internos que gracias a su disciplina y arte en las manos tuvieron el honor de ofrendar sus trabajos fueron Joselyn Ramos Ramos (penal Mujeres Arequipa), Gabriel Bautista Ludeña (penal Ayacucho), Jhon Huamán Vilca (penal Varones Cusco) y Noel Jaime Santillán (penal Miguel Castro Castro).

Aunque breve pero intensa, la reunión con el Papa se realizó a las 8:44 am en el local de la Nunciatura Apostólica de Lima, ubicada en la avenida Salaverry 676 en Jesús María.

El vicepresidente del INPE, Javier Llaque Moya, informó que los internos le pidieron al papa Francisco que los reclusos del Perú estén presentes siempre en sus oraciones. “Gracias papa Francisco porque estuve preso y me viniste a visitar”, dijo uno de los internos con la voz entrecortada.

Fueron tres casullas entregadas por la delegación. Una fue colocada en un colorido retablo ayacuchano, otra en una caja de madera tallada con un Machu Picchu en el interior de la tapa, y la tercera en una bolsa de tela con motivos incaicos.

Finalmente, Noel Jaime Santillan del penal Miguel Castro Castro) presentó un pintura denominada “El sueño de la esperanza” inspirado en la visita del Papa al Perú.

los internos

La túnica elaborada por Yoselin Ramos interna del penal Mujeres de Arequipa, tenía pintado en la parte frontal el rostro de la Virgen de Chapi, patrona de la Ciudad de Blanca. Le tomó dos semanas confeccionar el traje litúrgico utilizando tela magitel color crema.

En el penal de Ayacucho, un grupo de 5 internos, entre los que destacó Gabriel Bautista, trabajó durante 80 días en la elaboración de la sagrada prenda en drill con bordados de símbolos de la Cultura Wari, cosidos con hilos rojo escarlata, azul turquesa, amarillo y ocre.

En representación de los internos del taller de Confección Textil del penal Varones Cusco, Jhon Huamán Vilca presentó una casulla la cual fue elaborada durante 3 meses de arduo trabajo.

Los internos que elaboraron los regalos son parte de la política “Cárceles Productivas” que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) impulsa para poder reinsertarlos a la sociedad a través del trabajo y la educación.