Indepaz: Desde el 2016 han sido asesinados 385 líderes sociales en el país

0
102

Colombia.- Un total de 385 líderes sociales fueron asesinados entre el 1 de enero del 2016 y el 14 de mayo del 2018, según un informe presentado por varias organizaciones sociales, entre ellas el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

El documento, llamado “Todos los nombres, todos los rostros”, reúne los nombres de todos los asesinados, los cuales fueron recopilados también por el “Equipo Operativo Nacional Garantías y Derechos Humanos Coordinación Social y Política Marcha Patriótica”.

De los 385 líderes asesinados desde el 2016, 283 fueron después de la firma del acuerdo final con las Farc y 78 han sido tan solo en el 2018. Según este estudio, la mayoría de los asesinatos se han presentado en los departamentos de Cauca, Antioquia, Nariño, Valle, Córdoba Norte de Santander y Chocó.

“Los homicidios se presentan en zonas en donde históricamente hacían presencia las Farc y han sido copadas por grupos criminales y organizaciones sucesoras del paramilitarismo”, indica el texto y agrega que en estos lugares, además, hay una fuerte presencia militar a través de los planes Horus y Victoria Plus que adelantan las Fuerzas Militares, pero que de acuerdo con las cifras no han sido efectivos para impedir estos asesinatos.

Además, entre los muertos hay 63 excombatientes de las Farc y 17 familiares de las personas que se están reincorporando, así como seis exguerrilleros que están desaparecidos. “La mayoría de los crímenes son perpetrados por sicarios con armas de fuego de largo y corto alcance, que se movilizan en vehículos y motocicletas”, dice el documento.

Agrega que según lo recopilado por las mismas organizaciones, los victimarios se han relacionado con grupos criminales como ex miembros de las AUC, Eln, ex Farc y Epl. También dicen que hay personas no vinculadas con organizaciones criminales y en tres casos, miembros de la Fuerza Pública.

Sobre las investigaciones para esclarecer estos crímenes, se indicó que “la afirmación de algunos funcionarios del Gobierno Nacional que atribuye el móvil principal de los asesinatos de líderes a causas personales se basa en una lectura equivocada de sentencias o de posibles causas. Más de la mitad de los asesinatos registrados por organizaciones defensoras de derechos humanos, por la OACNUDH o la Defensoría del Pueblo aún no tienen presunto responsable; en un porcentaje importante de los homicidios las evidencias apuntan a grupos armados pero en otros la primera información que tienen en el escenario de los homicidios denunciados como agresión a líderes se refiere a los autores materiales y a evidencias locales; los autores intelectuales o determinantes buscan siempre encubrir los hechos y permanecer en la sombra detrás de sicarios”.

(Fuente: Nodal)