“Incoherente, desmemoriado y desbocado”… Por Octavio Huachani Sánchez

0
106

Lima, 18 abril 2018 (peruinforma.com / escrito por: Octavio Huachani Sánchez).-

Luis Galarreta, congresista y vocero principal de Fuerza Popular, en un rapto de incoherencia, señaló ayer que el primer ministro Fernando Zavala era una suerte de Montesinos en versión pequeña. Lo acusó de tener una planilla de trolls que se dedican a atacar a través de las redes sociales a los fujimoristas. Pero inmediatamente confesó que ellos tenían gente en los ministerios que los mantenían informados sobre las actuaciones de los ministros. Es decir…

Olvida Galarreta que Alberto Fujimori fundador del fujimorismo y padre de su lideresa, Keiko Fujimori, en complicidad con Montesinos, literalmente compró no solo los llamados diarios “chicha” sino otros medios de comunicación incluyendo radios y televisoras con el exclusivo fin de atacar a quienes denunciaban sus tropelías. Y que en ese momento Keiko Fujimori era la primera dama de la Nación?

Y que por ello fueron condenados aparte de Montesinos, Luis Olaya y Moisés Wolf, cuyos diarios, La Razón y El chino aún circulan y, más aun, los estuvieron apoyando en la última campaña presidencial?

Eso sí era tener en planilla a quienes ahora llama trolls. Pagar favores periodísticos con dineros del Estado o algún puesto de trabajo en un ministerio o en el Congreso convierte al periodista en un ganapán del gobierno. Como el señor que ahora ocupa una jefatura del Fondo Editorial del Congreso.

Con el respeto que se merece le recomendamos al congresista Galarreta no lanzar piedras cuando se tiene un techo de vidrio.

Sin duda las declaraciones del parlamentario fujimorista son producto de la desesperación que les causado las últimas encuestas publicadas donde señalan que  la popularidad del Presidente Kuczynski va en aumento mientras que el de la lideresa de Fuerza Popular declina.

Por ello Galarreta no duda en enfatizar que “ellos no perdieron las elecciones si no que aceptaron los resultados pese a que el margen de diferencia era mínimo”.

Pero hubo más. Desbocado como estaba el parlamentario fujimorista, que sin duda trasmite los encargos de su jefa, no se detuvo y criticó a Kenji Fujimori por haberse atrevido a disentir públicamente de algunas propuestas de su bancada.

Linda manera de respetar la libertad de opinión.