Incautan cerca de 300 kilos de productos naturales en galería de La Victoria

0
474

En operativo conjunto entre la Digemid, Digesa, Diris Lima Centro, PNP y municipalidad distrital

Cerca de 300 kilos de productos naturales que carecían de autorización sanitaria, contrabando y de procedencia desconocida, a los cuales se les atribuía propiedades “milagrosas” para curar diversas enfermedades, fueron incautados en un operativo realizado en una galería comercial que funcionaba en el distrito limeño de La Victoria.

La intervención se realizó a seis stands de una galería ubicada en la Av. Aviación 284, los cuales no estaban autorizados para comercializar productos farmacéuticos, durante un operativo conjunto de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), Dirección General de Salud Ambiental, Dirección de Redes Integradas de Salud Lima Centro, Policía Nacional del Perú, Municipalidad Distrital de La Victoria y Ministerio Público.

La mayoría de los productos incautados indican en sus rótulos que han sido elaborados a base de plantas medicinales promocionadas con propiedades terapéuticas sobredimensionadas para curar enfermedades como bronquitis, asma, hongos, conjuntivitis, cataratas, artritis, psoriasis.

“Estos productos carecen de autorización sanitaria e incluso sus envases no estaban sellados herméticamente, lo que representa un riesgo para la salud y la vida de las personas”, advirtieron especialistas de la Digemid.

En algunos casos se ha identificado productos con registro sanitario vencido, de contrabando (Ecuador) y otros en los que sus rótulos no precisan los componentes químicos.

Los especialistas de Digemid constataron que la comercialización se realizaba en pésimas condiciones de almacenamiento, con exposición a temperaturas y humedad inadecuadas, lo cual genera el deterioro de los productos.

La directora de Inspección y Certificación de la Digemid, Eldey Acuña, indicó que la población adquiere estos productos al ser influenciados por la por publicidad engañosa, por lo que invocó que, ante a cualquier malestar, acudir a un establecimiento de salud y recomendó adquirir los medicamentos que le sean recetados en farmacias y boticas autorizadas.