IGP: el volcán Ticsani puede reactivarse en un futuro cercano

0
315

Informe revela situación de intranquilidad en dicho macizo ubicado en Moquegua

El volcán Ticsani, ubicado a 60 kilómetros de la ciudad de Moquegua, se encuentra en estado de intranquilidad, lo cual significa que hay indicios de que dicho macizo pueda reactivarse en un futuro cercano.

Así lo revela el informe técnico especial de actividad N° 01-2018 publicado por el Servicio Vulcanológico Nacional del Instituto Geofísico del Perú (IGP) que precisa que en los últimos años se han registrado sismos vinculados al ascenso de magma muy energéticos frecuentemente seguidos de enjambres sísmicos con cientos de temblores bajo el edificio del volcán, además del aumento de la temperatura de las emisiones fumarólicas.

El IGP vigila en tiempo real su actividad desde 2014 y recomienda proseguir con el monitoreo estricto del coloso.

Los vulcanólogos del IGP analizaron los sismos que ocurren bajo el edificio volcánico del Ticsani e identificaron que los mismos tienen su origen en procesos de fractura de rocas a una profundidad de entre 4 y 10 kilómetros bajo el cráter.

Además, se reconocieron sismos vinculados al movimiento de fluidos (gases, vapor de agua) y otros asociados a movimiento de magma entre los 8 y 12 km por debajo del Ticsani.

“Desde 2014 hemos registrado hasta 76 enjambres sísmicos en las cercanías del volcán Ticsani. Tras el análisis de esta sismicidad y los otros temblores vinculados al movimiento de fluidos y de magma, hemos estimado que el volumen de magma que se está emplazando hacia la cámara magmática de este volcán es de aproximadamente 4 millones de metros cúbicos. Afortunadamente, el conducto que va desde esta cámara hacia la superficie se encuentra por ahora sellado”, explica Orlando Macedo, investigador científico en vulcanología del IGP.

Para afirmar que el Ticsani está rumbo a una erupción, según explica Macedo, primeramente, deben manifestarse una serie de indicios que permitirían a los vulcanólogos del IGP arribar a dicha conclusión.

“Los sismos de fractura de rocas deberían presentarse en forma de enjambres y con mayor frecuencia; posteriormente, aparecerían sismos vinculados al paso de fluidos, así como temblores prolongados asociados al ascenso de magma muy cercanos a la superficie. Enhorabuena, por el momento, no estamos aún en la primera de estas etapas”, afirmó.

Monitoreo térmico y de deformación

Investigadores de la Universidad de Cornell (USA) han analizado las variaciones de temperatura de las emisiones fumarólicas del Ticsani, identificando un aumento progresivo de 1.2º por año en los últimos 4 años, tras analizar imágenes satelitales ASTER. Cabe destacar que la actividad fumarólica a proximidades del cráter del Ticsani es permanente.

Con relación a posibles cambios en la morfología del volcán y los niveles de SO2, el informe precisa que no se han identificado anomalías propias del Ticsani en los últimos años, luego de verificar la información de imágenes INSAR y OMI-NASA, respectivamente. “De presentarse indicios claros de posible erupción también registraríamos la ocurrencia de este tipo de anomalías”, sostuvo Macedo.

Recomendaciones

El Ticsani es vigilado en tiempo real por el IGP desde 2014, mediante una red de 4 estaciones sísmicas instalada en los alrededores y sobre el cráter del volcán que envía ininterrumpidamente información a la sede del IGP en Arequipa (http://bit.ly/2JzYTlM). De producirse un cambio notable en la actividad interna de este coloso, las estaciones registrarán dichos eventos, con lo cual se podrá advertir oportunamente a autoridades y población la inminencia de una posible erupción.

El IGP recomienda a los moradores de los poblados próximos al Ticsani, como Carumas, Calacoa, Soquezane, Cuchumbaya, Quebaya, Sacuaya, entre otros; mantenerse informada con los reportes de actividad que publica quincenalmente, así como mantener una estrecha comunicación con los responsables de defensa civil de sus respectivas localidades.

(Fuente: Andina)