Huaycán de Cieneguilla continúa siendo atractivo turístico para los limeños

0
414
  • En el 2017, Huaycán de Cieneguilla fue visitado por unos 13,000 visitantes, en su gran mayoría, limeños, incrementándose el flujo turístico en un 35 por ciento a comparación del registrado en el 2016.

  • Félix Mackie Soriano, Director del Proyecto Integral Huaycán de Cieneguilla afirmó que desde el 2014, el sitio arqueológico recobró importancia tras la designación de Qhapaq Ñan como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

  • El Fam Trip a Cieneguilla fue organizado por la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (APOTUR) y representantes de agencias de viajes fueron testigos de la belleza natural y del sitio arqueológico, así como del Qhapaq Ñan.

El sitio arqueológico Huaycán de Cieneguilla se convierte en una gran atracción turística a raíz que en el denominado Camino Inca o Qhapaq Ñan fue declarado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco el pasado 21 de junio del 2014, afirmó Félix Mackie Soriano, Director del Proyecto Integral Huaycán de Cieneguilla

Señaló que el Camino Inca es igualmente considerado como una de las grandes maravillas del mundo y de igual valor como la Gran Muralla China o Caminos Romanos  en términos de extensión, teniendo en cuenta que ha tenido 60,000 kilómetros de extensión y que llegó a cruzar seis países (Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia Argentina y Chile).

Cabe indicar que el Qhapaq Ñan o Camino Inca (en quechua, ‘camino del rey’ o ‘camino real’) es una extensa red de caminos perfeccionada por los incas, que tuvo como objetivo unir los diversos pueblos del Tahuantinsuyo para una eficiente  administración de los recursos existentes a lo largo del territorio andino.

“Solamente en el Perú, tenemos una red de 30,000 kilómetros. Los Incas adaptaron a las redes anteriores, o sea, interconectarlas para serlas más amplias para sus fines administrativos y políticos como fue el Imperio Tahuantinsuyo”, precisó.

Mackie Soriano informó que el Qhapaq Ñan más cercano se ubica en el poblado de Chontay en donde se ha hecho trabajos de conservación a fin que los visitantes puedan caminar sobre esa vía.

En cifras

El sitio arqueológico Huaycán de Cieneguilla ubicado en el tramo que une entre Jauja y Pachacámac en el marco del Camino Inca (Qhapaq Ñan) registró la visita de 13,000 turistas durante el año 2017 y que representa un incremento del 35 por ciento al registrado el año 2016, reveló Pedro Chuquipoma, responsable del Componente sociocultural del Proyecto Integral Huaycán de Cieneguilla.

Precisó que el 90 por ciento de los visitantes provienen de Lima y el restante son turistas extranjeros.

Chuquipoma afirmó que visitar el mencionado sitio arqueológico significa adquirir una experiencia con la historia y “vivenciar dentro del recorrido”.

“Es uno de los pocos sitios que se puede ingresar directamente y presenciar las calles, patios y alrededores con el fin que el visitante pueda tener una experiencia más  integral con el sitio arqueológico”, puntualizó.

Agregó que la población aledaña puede brindarle información pormenorizada del patrimonio.

“Este sitio cuenta con un circuito de visitas, mirador, servicios higiénicos y una  implementación básica para la atención al visitante”, indicó.

Datos históricos

El referido sitio arqueológico tuvo en primera instancia una fuerte presencia de la cultura Ishtma (990 -1470) para luego ser conquistados por las huestes del Imperio Incaico (1470) hasta la llegada de los españoles (1532).

“Ha sido un espacio de culto y rito, así como de un sitio administrativo – político y religioso en la parte media del valle del río Lurín”, refirió Chuquipoma.

Informó que hasta la fecha se ha hallado un Quipucamayoc que vendría ser un administrador inca del actual sitio arqueológico.

“Se halló un conjunto de Quipus en el 2011 y nos da a entender que en este espacio funerario estaba enterrado un kipucamayoc, conductor administrativo de los destinos de esta jurisdicción. Ha sido un lugar importante de control político por parte del Imperio Incaico”, finalizó.