Hospital Loayza enseña a padres de familia a preparar comidas contra la anemia

0
268

Con ello se busca disminuir los índices de anemia orientando a las amas de casa a ofrecer alimentos ricos en hierro a sus hijos.

Con la finalidad de brindar una alimentación rica en hierro que coadyuve a disminuir la anemia en los niños, el Hospital Nacional Arzobispo Loayza (HNAL) del Ministerio de Salud (Minsa) enseñó a los padres de familia a preparar platos y postres con ingredientes enriquecidos con este mineral necesario para el crecimiento y el desarrollo del cuerpo.

Durante una campaña de detección de la anemia en menores de 5 años en dicho nosocomio, las amas de casa fueron informadas, a través de charlas y sesiones demostrativas, sobre los alimentos que pueden preparar para ayudar a prevenir la anemia en sus niños. También sobre conductas saludables y señales de alerta para la prevención e identificación de casos de violencia contra los niños y adolescentes.

De igual manera, se realizaron más de 200 pruebas de descarte de anemia, evaluación de Crecimiento y Desarrollo (CRED) y evaluación con médicos pediatras, enfermeras y nutricionistas.

Como parte de la actividad, el equipo de nutricionistas del Hospital Loayza participaron del “Concurso Chefs de Hierro” y presentaron 12 platos ricos en proteínas de origen animal, entre platos de fondo y postres, de bajo costo que se pueden preparar en casa, entre ellos tenemos: arroz tapado de bazo, trufas de sangrecita, budín power, sangrecita primaveral, corazón de hierro, caigua rellena de sangrecita, keke moreno, tequeños de sangrecita, rellenito de corazón, lasagna de hierro, hamburguesa de sangrecita y manjar de bazo.

De esta manera, el Minsa a través de sus establecimientos de salud viene fortaleciendo las acciones para revertir los casos de anemia en el país.

Importancia del hierro en los niños

El hierro es preciso controlarlo durante la lactancia. Los pequeños son especialmente sensibles a padecer deficiencia de este componente, debido a su mayor necesidad durante la etapa de crecimiento, sobre todo entre los 0 y 5 años de edad.

La carencia de hierro o anemia ferropénica se asocia a deficiencias en el desarrollo cognitivo y en el rendimiento escolar. Los síntomas más visibles son: palidez, cansancio, agitación, mareos, dolor de cabeza, pérdida de peso.