Un gesto para los damnificados digno de imitar

0
275

Lima, 08 abril 2017 (peruinforma.com ).-

El empresario Mauricio Diez Canseco acaba de transformar su vivienda de Huachipa y la ha convertido en la “Casa del Damnificado”. Una iniciativa, que sin duda, es encomiable y se espera que sea secundada.

Mauricio en persona -conjuntamente con su equipo- se fue a diferentes lugares de la Carretera Central para buscar a los damnificados por los desastres naturales y que necesitan un albergue temporal en donde cobijarse.

Había niños, mujeres y ancianos a la intemperie o en frágiles carpas y les ofreció mudarlos a su casa, en donde tienen alimentos y ofrecerá trabajo en su cadena de restaurantes.

Mientras a los damnificados las empresas solo les daba alimentos y agua –que por supuesto es muy importante-, el popular Brad Pizza brindó el servicio completo. Diez Canseco hizo algo diferente. Por eso merece que se le reconozca en esta columna.

Y su actitud es un ejemplo para que compañías nacionales y extranjeras lo sigan, ofreciendo algunos de sus locales para que alberguen a los damnificados y así hacer sus penurias más llevaderas, mientras el Gobierno los empadrona para darles terrenos en sitios seguros.

Esperemos ver a otras empresas saliendo de la rutina y continúen en el sendero de la Fundación Rústica.

(Por: Ricardo Sánchez Serra)