G.I.T.: “Nunca más nos separaremos, tocaremos hasta el final”

0
133

La década de 1980 fue la más prolija para el rock en castellano. El surgimiento de diferentes bandas, especialmente argentinas, le dieron a la movida latinoamericana un lugar de renombre en la constelación de la música popular.

Una de estas bandas es G.I.T., cuyos integrantes, tras largos 21 años, vuelven a juntarse, con las mismas ganas y la misma química.

Pablo Guyot, Willy Iturri y Alfredo Toth vuelven. El trío cuyas iniciales de sus apellidos originaron una de las bandas más influyentes del rock sudamericano, brindarán un concierto este 9 de junio, un reencuentro con la nostalgia, con el éxito, con el Perú.

“Tenemos expectativas muy grandes. Recientemente estuvimos en Nuevo Chimbote, ese fue el reencuentro con el público peruano y agradecemos el recibimiento y el cariño de la gente”, afirma Alfredo Toth, bajista de la banda.

El grupo en entrevista con Víctor Lozano de Agencia de Noticias Andina.

Para el eximio músico argentino, resulta asombroso que mucha gente escuche su música, especialmente en una era dominada por la electrónica y el facilismo. 

“Lo más resaltante es que las nuevas generaciones están interesadas en nuestros temas; chicas de hoy que gritan y cantan igual que las chicas de antes”, sostuvo el guitarrista Pablo Guyot.

Y es que para GIT, en el Perú hay una tendencia por resaltar la música que se hacía en la década de los 80 y eso es muy bueno.

“Es muy lindo enterarse de eso y verlo. Yo he seguido tocando como solista y veía todo esto especialmente en los festivales. Es muy reconfortante saber que uno sigue estando en el corazón de la gente y que tu trabajo trasciende por generaciones”, aseveró Willy Iturri.

Química y madurez

Evidentemente, el fervor de un joven de entre 20 y 30 años no es el mismo que el de un hombre maduro de entre 40 y 60 años (o más). Sin embargo, eso no ha sido impedimento para que Guyot, Iturri y Toth dejen de aprender y crear.

“Hay una parte de maduración que hace que por allí no corras igual que antes, pero lo importante es que hay otras formas de expresarte sin que pierdas la química. Eso ocurre con nosotros. Seguimos tocando igual que antes, mantenemos nuestra química, sin que ello signifique dejar de aprender cosas nuevas”, comentó Guyot, quien regenta además una productora música junto a Alfredo Toth.

Y es que estos veteranos no conciben ofrecer un concierto con uno de ellos ausente. Hay una cosa fundamental en los grupos que es esa química que hace que ese engranaje encaje y empiece a rodar. Podemos juntarnos con otros músicos, pero el resultado nunca será el mismo”, precisó.

En ese sentido, Willy Iturri manifiesta que la madurez otorga una mayor profundidad musical. “Eso lo sentimos al momento de tocar. Cuando lo hacemos se reflejan las cosas nuevas que aprendemos. Hay toda una tendencia en la música actualmente que hace que también produzcas cosas nuevas”, aseveró.

Aquí el saludo de GIT para sus seguidores peruanos.

Plaza preferida

Para Guyot, Iturri y Toth, Lima es más que un gratísimo recuerdo. Es la ciudad que consolidó su creciente fama y que siempre los recibe como si fuera la primera vez. “Lima es para nosotros una sensación increíble. No solamente como ciudad, su cercanía al mar que tanto nos gusta, sino también por el cariño de la gente”, asegura Pablo Guyot.

El guitarrista rememora aquel concierto ofrecido en el Coliseo Amauta, en el lejano 1986. “Fue espectacular. Alrededor de 40 mil personas en dos fechas. Parecía que iban a ver un partido de fútbol. No lo creíamos”, afirmó.

El trío G.I.T. no tiene pensando volver al disolverse. “Eso nunca más, tocaremos hasta el final. Y si podemos hacer un disco, pues mucho mejor. Lo importante es que seguimos haciendo lo que nos gusta y que la gente nos recuerda. Por esa razón, seguiremos por ellos”, aseveró Toth.

Dato

G.I.T. se presentará el 9 de junio en el Centro de Convenciones María Angola a las 20 horas.

(Fuente: Andina)