Fiscales y peritos caminaron por “cerro” de fluorescentes para encontrar restos óseos

0
358

Los fiscales y los peritos de la Policía y del Ministerio de Justicia debieron caminar hoy entre un cúmulo de fluorescentes rotos de más de metro y medio de alto para poder llegar hasta los restos de los jóvenes fallecidos en el incendio en la galería Nicolini, en Las Malvinas.

Los fiscales de turno Lizeth Adrianzén Buñuel y Lenin Flores Rivero, quienes recibieron oxígeno al salir del inmueble incendiado, comentaron que el contenedor donde hallaron los restos óseos calcinados de los jóvenes era aparentemente un depósito de fluorescentes.

“Los fluorescentes destruidos estaban a una altura aproximada de un metro 60 centímetros. Desde la puerta hasta el lugar donde estaban los restos había que caminar dos o tres metros por vidrios que se fragmentaban rápidamente”, refirió Flores.

Adrianzén refirió que la mayoría de los contenedores ubicados en el sexto piso estaban con candados, de los cuales se tomó muestra y fotografías. Además, dijo que es riesgoso el acceso al lugar debido a que las paredes podrían desprenderse.

Por su parte, el médico legista del Ministerio Público Andrés Castro Flores recalcó que no se encontraron partes blandas de los cuerpos sino únicamente partes óseas calcinadas.

A su vez, Flavio Estrada, antropólogo forense, recordó que los dientes son la parte más dura del ser humano y ahora que se han recuperado se establecerá, en la Morgue de Lima, a quiénes pertenecen exactamente.

(Fuente: andina)