FAP: “Las Palmas” no se vende… Por Ricardo Sánchez Serra

0
288

El lucro y el deseo personal de enriquecerse, a las buenas o a las malas, y con el agravante que es a costa del Estado, es la más execrable de las corrupciones, porque hace daño a todos los peruanos y esas vilezas continuas y corrientes hacen que la Nación pierda principios y valores.

Leí que unos alucinados pretenden la destrucción de la Base Aérea de Las Palmas para enajenarla y hacer complejos inmobiliarios y áreas verdes.

“Complejos inmobiliarios y áreas verdes”, qué bonito suena y que la “FAP puede ser socia”. ¿Piensan que los peruanos lo tomamos a la ligera y que no pensamos en profundidad? ¿Piensan que a una institución tutelar de la Patria como la FAP se le pueda comprar (“socia”), mientras que esos corruptos se llenan los bolsillos y que les durará “hasta sus bisnietos”…

Aprovechando que la base se usó para la Misa del Papa Francisco, piensan reabrir un debate sobre el futuro de la Base Aérea de la FAP  de Las Palmas. ¡Claro! Las poderosas inmobiliarias ya se frotan las manos para tener más dinero en los bolsillos. ¿Quiénes estarán detrás de esos “tontos útiles” o bandidos que proponen esas “ideotas”?

Hablando del Santo Padre, él expresó: “Yo al pecado no le tengo miedo, le tengo miedo a la corrupción, que te va viciando el alma y el cuerpo. Un corrupto está tan seguro de sí mismo que no puede volver atrás. Son como esos pantanos chupadizos que querés volver atrás y te chupa. Es una ciénaga. Es la destrucción de la persona humana”

Prosigue. La corrupción es casi incurable. “La tesis que planteo es que el problema de la corrupción difícilmente tiene vuelta atrás. Distingo entre pecado y corrupción. El pecador es una persona que conoce límites, que tiene equivocaciones. Tiene conciencia de que se equivoca. En cambio el corrupto pierde esa brújula y vive en otro mundo, del que difícilmente se sale”

“El tema de la corrupción como una de las realidades habituales de la vida. Se habla de personas e Instituciones aparentemente corruptas que han entrado en un proceso de descomposición y han perdido su entidad, su capacidad de ser, de crecer, de tender hacia la plenitud, de servir a la sociedad entera”, señaló.

Con respecto a la Base Aérea de Las Palmas, esos alucinados o corruptos no piensan en la Seguridad Nacional, no piensan en la Defensa Civil, solo les interesa sus bolsillos.

Para muestra un botón. Lima no tiene un aeropuerto alterno ante una emergencia. Y ahí está Las Palmas, no tienen que irse los aviones a Pisco (si llegan). Ante los desastres naturales es, asimismo, un centro de operaciones.

Ya destruyeron la aviación civil vendiendo Collique. La Base FAP de Las Palmas ¡No se vende! La FAP lo ha dicho claramente. Así que no hay debate, los que propongan lo contrario son unos traidores a la Patria.