Exposición fotográfica “Recorriendo Nuestro Jirón de la Unión”

0
293
  • En la Casa Paz Soldán

En el marco del Día Internacional de los Monumentos y Sitios que conmemora el 18 de abril, la Casa Paz Soldán -joya histórica del centro de Lima, vuelve a abrir sus puertas para presentar la exposición fotográfica “Recorriendo Nuestro Jirón de la Unión”, un contraste entre el pasado y el presente de algunos de sus más importantes monumentos.

La calle Palacio en 1876, la Municipalidad de Lima en el siglo XIX, la Casa Welsch de la calle Mercaderes a inicios del siglo XX, la Plazuela de La Merced y la calle Espaderos en 1930, el Palais Concert de la ex calle Baquíjano en 1920, la Casa Boza en 1963 y la construcción de la Plaza San Martín en 1916 son parte de esta exposición.

La inauguración de esta muestra tuvo como acto central el reconocimiento público que se tributó a los arquitectos Victor Pimentel Gurmendi y José García Bryce, por sus fundamentales aportes a la arquitectura peruana del siglo XX y a la preservación internacional de los monumentos y sitios.

Esta interesante y valiosa muestra podrá ser visitada a partir del día 16 y hasta el próximo día 30 del corriente mes de abril, de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., en la referida Casa Paz Soldán ubicada en Jirón de la Unión N° 1039, distrito del Cercado de Lima, donde a la vez se difunde al presente en forma gráfica, didáctica, estadística y planimétrica el “Plan Maestro del Centro Histórico de Lima al 2029, con visión al 2035” que impulsa PROLIMA, nuevo instrumento normativo y rector del casco antiguo de la ciudad que propicia su recuperación y desarrollo integral, autosostenible, progresivo y permanente,  que ulteriormente habrá de poner en vigor la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Así, la hermosa y emblemática casa limeña, vuelve a ser escenario de importantes eventos culturales y de interés colectivo, en los que rinde reconocimiento a los más prominentes, en línea de lo cual promueve y deja abiertas sus puertas a diferentes expresiones culturales, artísticas y humanas que sin nombrarlas constituyen un sinnúmero, a fin de que todos cuantos la visiten hagan de su estancia en ella una experiencia vivencial e interactiva inolvidable y única.