Existen 3, 500 centros diferenciados para dar atención integral

0
265
HOSPITAL DE ESSALUD PROGRAMARA MAS CITAS Y AMPLIARAN HORARIO DE ATENCION HASTA LAS 8 DE LA NOCHE Y ESTAN ACTUALIZANDO LA LISTA DE ESPERA QUIRURGICA
  • Y consejería en temas diversos y orientación sexual a los y las adolescentes
  • Colegios pueden solicitar al Minsa asesoría en estos temas

El Ministerio de Salud (Minsa) invita a todos los adolescentes con dudas o consultas sobre temas de salud nutricional, mental, sexualidad, riesgos u otros temas de interés para ellos a visitar alguno de los 3, 500 centros diferenciados donde recibirán información confidencial y oportuna que reduzca la posibilidad de iniciar una conducta de riesgo que ponga en peligro su salud.

Lucy Del Carpio, directora ejecutiva de la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva del Minsa, explicó que todos los establecimientos de salud del país cuentan con áreas destinadas a brindar este tipo de información, pero conocedores de la vergüenza que evidencian algunos menores se han implementado estos centros especializados para ellos.

“Los adolescentes pueden ir solos, porque la consejería en planificación no involucra ningún tratamiento médico, ni quirúrgico. Es de tipo preventivo. No es necesaria la presencia de los padres”, precisó Del Carpio.

Agregó que en los centros diferenciados hay ambientes exclusivos para ellos, con horarios específicos, donde se les ofrecerá atención integral y pueden resolver sus preocupaciones. El objetivo es disminuir los factores de riesgo que podrían tener y potenciar sus factores protectores a fin de realizar sus proyectos de vida con satisfacción.

Buscan protegerse 

Como parte de la consejería de salud sexual reproductiva se dan las primeras atenciones del cuidado de su sexualidad.

“Si ellos dicen que tiene una vida sexual activa, pueden elegir un método de protección para evitar embarazos. Algunos optan simplemente por el condón, mientras que otras adolescentes se inclinan por un método de larga duración, como el implante sub dérmico. Eso se analiza de acuerdo con la edad y la frecuencia de sus relaciones sexuales”, detalló la doctora del Carpio.

La experta destacó que en todos los casos se trata de una atención especializada totalmente gratuita para los adolescentes, que además incluye la entrega o colocación del método elegido.

Consultada sobre las edades de los usuarios, comentó que el grupo mayoritario está conformados por adolescentes de 14 y 15 años. En su mayoría, mujeres.

“Van a partir de los 14 años, pero en la selva puede ser a partir de los 12 años, porque su vida sexual se inicia más temprano.  Muchas tienen pareja por la misma cultura en la que se desarrollan. Lamentablemente, hay una gran mayoría que terminan embarazadas o con un aborto”, manifestó directora ejecutiva de la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva del Minsa.

La doctora del Carpio señaló que los adolescentes tienen derecho a recibir información que los proteja de diversas infecciones y enfermedades. Indicó que está comprobado que hablar de estos temas no alienta el despertar sexual de los menores y que incluso podría retrasarlo.

Las escuelas deben ser aliadas

Lamentó que pese a la enorme tasa de embarazo adolescente en el país, la consultoría en temas de sexualidad sea un asunto olvidado en las escuelas.

Comentó que este año buscarán trabajar con los padres de familia y las Asociaciones de Padres de Familia (Apafa) a fin de que exista una relación más cercana entre los colegios y los centros de salud, donde hay profesionales en estos temas, entrenados además en públicos diversos, como el adolescente.

“Por ejemplo, las escuelas de San Juan de Lurigancho pueden comunicarse con la dirección de salud que le corresponde y buscar el centro más cercano. Allí se contactarán con los expertos del ministerio de salud para hablar del tema”, expresó Del Carpio.

La atención integral centrada en la persona, nos brinda una puerta de entrada a descubrir las necesidades no explicitadas por sus padres o ella, los servicios diferenciados están preparados para un abordaje completo tanto en salud física, mental y sexual, poniendo énfasis en prevención de conductas de riesgo.