Estado debe proteger a gestantes y al concebido

0
132

Grupo de trabajo de la Comisión de Justicia analiza proyecto de ley de autoría del congresista Yonhy Lescano sobre protección a la gestante y el concebido.            

Lima, 24 enero 2017 (peruinforma.com).-

El congresista Yonhy Lescano Ancieta (AP) dijo que una mujer gestante como consecuencia de una violación, o por embarazo adolescente, y el concebido, deben ser protegidos por el Estado porque la defensa de la persona humana y el respeto a su dignidad están consagrados en nuestra Constitución Política.

“Una mujer gestante por estas situaciones al límite, necesita el apoyo del Estado para que no recurra al aborto. El Estado puede actuar defendiendo la vida de la mujer y del concebido que tienen todos sus derechos, porque si no estaríamos yendo contra la Constitución”, dijo el parlamentario.

Lescano participó el lunes 23 en una Mesa de Trabajo organizada por la Comisión de Justicia y Derechos Humanos para analizar el contenido del proyecto de ley que regula el nacimiento confidencial y ampara al expósito, presentado a iniciativa de Lescano Ancieta.

La reunión contó con la participación de representantes de los ministerios de Economía, Justicia, Mujer y de otras organizaciones, entre ellas UNICEF.

El parlamentario dijo que la propuesta legislativa tiene dos propósitos: el primero es que el Estado proteja la vida y la integridad física de los expósitos, que son abandonados en las calles; además, que la madre tenga la opción de entregarlo al Estado; el segundo propósito es proteger a la mujer que está en estado de vulnerabilidad.

“Es un hecho irrefutable que hay niños abandonados en las calles y los botan como si fueran perritos. Madres agobiadas que abandonan a sus hijos. El Estado tiene que asumir porque son personas muy indefensas que hay que proteger”, acotó.

El predictamen del proyecto de ley lo viene trabajando la asesoría técnica de la comisión. “La Comisión de Justicia piensa que es un proyecto que merece ser atendido”, dijo el doctor Pedro Morales, asesor principal que tuvo a su cargo la dirección de la Mesa de trabajo.

Sin embargo al ser consultado, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables remitió a la comisión una opinión desfavorable.

“Estamos pensando que haya una oficina especial o un departamento en el Ministerio de la Mujer o en cualquiera que quiera asumir esta responsabilidad. Me parece inaudito que ese portafolio diga que no, porque ya tenemos al Inabif y que se quede indiferente ante esta realidad”, objetó el autor de la propuesta.

Agregó que se pidió un informe al Ministerio de la Mujer y la respuesta fue que  “no procede, que está mal” y pusieron mucho énfasis en el derecho a la identidad.

CUNAS SALVADORAS

El proyecto de ley tiene por objeto regular el nacimiento confidencial y proteger la vida de los niños recién nacidos en situación de riesgo y vulnerabilidad.

Para ese propósito, plantea la implementación de Cunas Salvadoras en los establecimientos de salud  acondicionadas para que las madres que no deseen conservar a sus recién nacidos puedan dejarlos ahí de manera anónima y segura. Esta práctica también podría ser realizada por aquel que encuentra a un recién nacido abandonado.

De manera excepcional no será imputable penalmente la madre o quien deje a un recién nacido en las Cunas Salvadoras, ni sujetos de las sanciones previstas en los artículos 125 y 128 del Código Penal.

Además, el abandono del recién nacido en las cunas salvadoras no desvincula jurídicamente al menor con su familia, sino hasta su adopción. No constituye automáticamente estado de abandono debiendo ser atendida la criatura conforme a las atribuciones legales del Inabif.

Sobre el nacimiento confidencial, el proyecto señala que las mujeres embarazadas gestantes que por cualquier razón no deseen alumbrar a sus hijos pueden acogerse a que el nacimiento sea confidencial.

Tanto la mujer, como el que está por nacer deberán ser considerados como grupo poblacional vulnerable. La que acuda al nacimiento confidencial no podrá ser imputada por abandono de su hijo, estando por lo tanto exenta de responsabilidad penal.