Eliminación de trabas para dinamizar comercio exterior

0
434

Dentro de un mes, el Poder Ejecutivo podrá contar con las recomendaciones del Grupo de trabajo para el Impulso de la Competitividad del Comercio Exterior, sin que eso signifique interferir ante este poder del Estado.

“Son sugerencias que saldrán de las necesidades por la que atraviesan los gremios del sector empresarial y que deberá ser consensuada entre todas las bancadas para ver que efectivamente van a beneficiar a la mayoría de la población”.

Así lo expresó la titular del grupo de trabajo perteneciente a la Comisión de Comercio Exterior y Turismo, Ana María Choquehuanca, con ocasión de la cuarta sesión de trabajo realizada el viernes 10.

A la reunión concurrieron el director ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú, Gabriel Amaro Alzamora; el gerente de Regiones y Pymes de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas, José Luis Altamiza Nieto; y la gerente de la Cámara de Comercio de Lima, Mónica Chávez Camacho.

Durante la sesión, el congresista Moisés Guía Pianto (PPK) señaló que si se entendieran los problemas y se vieran las soluciones en forma conjunta, tanto el Ejecutivo como el Legislativo, se conformaría la fórmula perfecta para afrontar el problema con el consenso de alternativas para destrabar las dificultades que tienen los empresarios peruanos.

El parlamentario consideró que la situación es más difícil para las micro empresas y que es necesario superar la existencia de 27 instituciones que traban los procesos para la importación y exportación.

En ese sentido, también se manifestó el legislador Guillermo Martorell (FP), quien lamentó la existencia de las referidas trabas e invocó un cambio de mentalidad porque el mundo globalizado nos enfrenta a una realidad diferente.

En esa línea, criticó la falta de celeridad en los trámites, la cual –dijo- eleva los costos. Se refirió al sector agrario invocando la necesidad de su promoción y un cambio de mentalidad por parte de la Sunat para contribuir a su desarrollo y por ende del país.

Por su lado, Amaro Alzamora recomendó implementar un sistema de calidad regulatoria para el Poder Ejecutivo y el Congreso de la República; reingeniería y simplificación de la toda la regulación vigente; aceleración del desarrollo e implementación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE 2.0).

Asimismo, implementar la Ventanilla Única Electrónica del Estado; transparencia en los trámites e implementación de indicadores de eficiencia para cada institución pública relacionados a la eficiencia en la tramitología y el crecimiento económico del sector.

Altamiza Nieto, en nombre de Confiep, recomendó atender la infraestructura logística para eliminar los cuellos de botella y reducir tiempos de viaje en carreteras, puertos y aeropuertos y favorecer la integración de las pyme a las redes de producción globales.

Chávez Camacho, de la CCL, indicó que entre las trabas para el impulso y competitividad del comercio exterior y turismo se encuentran los lineamientos para la obtención de permisos para especies no arbustivas; los trámites para descartar metales pesados e impurezas en vinos, licores y otras bebidas; y respuesta a las notificación de Sunat y Aduanas por solicitudes de drawback; además de la falta de formación e información por parte de los funcionarios de Aduanas de la normativas sobre Digemid.

El grupo de trabajo para el Impulso de la Competitividad del Comercio Exterior y Turismo viene invitando a los gremios empresariales vinculados al sector a fin de identificar los cuellos de botella obstaculizan el comercio y cómo, desde el Poder Legislativo, se puede ayudar a destrabar el proceso y se facilite la actividad comercial.

Choquehuanca de Villanueva dijo: “nosotros lo que tenemos que hacer es facilitar el procedimiento para viabilizar estas actividades en el Perú”. (MED).