El 01 de agosto se inicia el cobro por bolsas plásticas

0
295

El impuesto a las bolsas plásticas de S/0.10 empezará a ser aplicado desde jueves 01 de agosto en establecimientos comerciales como supermercados, tiendas por departamento y bodegas, según dispone la Ley de Plásticos (Ley N° 30884).

La norma señala que este impuesto se sumará al monto que cobre el establecimiento por la bolsa, que será como mínimo una suma equivalente al precio del mercado. Así, por ejemplo, si una empresa cobra S/0.20 por cada bolsa que entrega, el consumidor deberá pagar este valor, más el S/0.10 de impuesto, por lo tanto, el precio final sería de S/0.30.

El impuesto no se cobrará cuando se trate de bolsas biodegradables. Sin embargo, su uso también debe reducirse ya que esas bolsas solo se biodegradan en condiciones especiales de luz y temperatura, por lo tanto, generan contaminación en los mares y ríos.

“Todo plástico genera contaminación sin un proceso de disposición final adecuado, de acuerdo con sus características. Se requiere un cambio de hábitos antes que sustitutos que mantengan la incesante demanda”, remarca Juan Carlos Riveros, Director Científico de Oceana Perú.

Reglamento pendiente

Se espera que este mes de agosto el Ministerio del Ambiente (MINAM) publique el reglamento de la Ley de Plásticos, el cual debe establecer los plazos, mecanismos, requisitos y sanciones para asegurar su aplicación efectiva.

Entre los bienes regulados está el tecnopor, uno de los materiales más perjudiciales, pues su degradación tarda 500 años y es prácticamente imposible de reciclar por sus altos costos.

“Uno de los aspectos que esperamos se incluya en el reglamento de la Ley de Plásticos de un solo uso son las medidas para implementar la progresividad de la prohibición del uso del tecnopor. Es decir, metas anuales concretas con porcentajes para poner en marcha la reducción hasta lograr la eliminación del uso del tecnopor en el país”, explicó Carmen Heck, directora de Políticas de Oceana Perú.

Agregó que, para lograr la eliminación total, es deseable que los fabricantes y comerciantes reciban apoyo técnico por parte del MINAM.

Por último, es crucial que se regulen los incentivos para la formalización y la reducción del uso de plásticos, y se tipifiquen las infracciones, sanciones y medidas administrativas por el incumplimiento de la ley y su reglamento, a fin de contar con las herramientas adecuadas para hacer cumplir la ley de forma efectiva.