Ejecutan a John William King, por el brutal asesinato de James Byrd Jr.

0
484

Este miércoles John William King fue ejecutado con una inyección letal en la Prisión Estatal de Huntsville (Texas) por el asesinato en 1998 de James Byrd, un afroestadounidense al que, junto a otros dos hombres, golpeó brutalmente, encadenó a una camioneta y arrastró durante kilómetros sobre el pavimento.

El caso tuvo un enorme impacto en la sociedad y poco más de una década después fue uno de los motivos por los que el Congreso estadounidense aprobó una ley contra los delitos de odio.

John William fue coautor de uno de los crímenes de odio más impactantes de la historia reciente de Estados Unidos, un delito por el que fue condenado a la pena de muerte.

El asesinato de Byrd fue un crimen de odio que puso en los reflectores del país a Jasper, una localidad con cerca de 7.600 habitantes cerca de los límites con Luisiana y que quedó marcada por un estigma racial que ha intentado sacudirse desde entonces. Las autoridades locales aseguran que su reputación es inmerecida.

Los abogados de apelación de King intentaron detener su ejecución, argumentando que se habían violado sus derechos constitucionales porque sus primeros abogados no presentaron su reclamo de inocencia y concedieron su culpa.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó la apelación de último minuto de King.