Diputados condenan la ley Nica Act de EEUU que sanciona al país: “Tienen un odio visceral a Nicaragua”

0
420
Diputados Sandinistas participan en acto en homenaje a Bejamin Zeledon en la fortaleza El Coyotepe. Managua 3 de octubre del 2017. Foto LA PRENSA /Manuel Esquivel

Para los diputados de la bancada oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) con la aprobación de la conocida Nica Act los congresistas de Estados Unidos (EEUU) estarían propiciando un enfrentamiento político con el gobierno nicaragüense.

Este martes la Cámara de Representantes de manera unánime aprobó la Ley Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocida como Nica Act, una Ley de sanciones contra el gobierno del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), Daniel Ortega, que, de completar su formación de Ley, haría que Estados Unidos se oponga a que instituciones financieras internacionales otorguen préstamos al Gobierno de Nicaragua y exigirá que se tomen medidas para garantizar la transparencia electoral y combatir la corrupción.

“Estos congresistas que promueven esa iniciativa tienen un odio visceral a Nicaragua que lo han traducido en esta iniciativa, que según ellos van a lograr arrodillar y van a lograr ceder sus banderas al pueblo de Nicaragua lo cual nunca va a suceder”, reaccionó el diputado José Figueroa, vicejefe de bancada del FSLN, durante un acto que desarrolló el Legislativo en Masaya.

Los diputados rindieron un homenaje este miércoles al héroe nacional, el general Benjamín Zeledón, un símbolo contra la intervención extranjera en Nicaragua y luego los legisladores se dirigieron al cementerio de Catarina a depositar una ofrenda floral en la tumba de este personaje que murió hace 105 años.

Los autores de la Nica Act son los congresistas Ileana Ros-Lehtinen (republicana) y Albio Sires (demócrata), quienes propusieron la ley ante la falta de elecciones libres, el control de los poderes del Estado en Nicaragua, violaciones a la Ley, los derechos humanos, la corrupción del Gobierno y la defensa férrea que Ortega ha asumido a favor del régimen de Venezuela.

Figueroa llamó “apátridas” a los ciudadanos nicaragüenses que, según el legislador, respaldan la Nica Act. “Esos son los malos nicaragüenses que en la historia han existido, que siempre son apátridas, son la gente que van a golpear las puertas del imperio para resolver los problemas de los nicaragüenses”, expresó.

Miembros de la sociedad civil, empresarios y políticos opositores han dicho que Nicaragua requiere una reforma en el sistema electoral para devolver la credibilidad del resultado de las votaciones, que exista separación de poderes en el Estado así como que haya mejoras en el tema de la Corte Suprema de Justicia, ya que se le señala de no operar conforme la Ley sino conforme a los intereses de la cúpula del orteguismo.

El Departamento de Estado de EEUU consideró “corrupto” al aparato judicial nicaragüense en su informe ”Clima de Inversiones sobre Nicaragua 2017”.

El FSLN controla todos los poderes del Estado. Hasta ahora los dirigentes se han negado a entablar un diálogo con los demás sectores del país en torno para encontrar soluciones a los problemas institucionales que se señalan.

Figueroa si bien expresó que “los problemas de un país” “se resuelven dialogando, buscando acercamientos, y acuerdos políticos”, no respondió si el Gobierno orteguista está dispuesto a abrir el diálogo, para intentar detener la aprobación de la Nica Act.

Acepta preocupación

Lo que sí reconoció el diputado oficialista es que les preocupa las sanciones que suponen esa iniciativa de Ley. “Obviamente que eso preocupa en el sentido que es una iniciativa que rompe la tranquilidad, la estabilidad, la armonía con la que hemos vendo trabajando. Mete ruido. Sin embargo este tipo de iniciativa no va a lograr arrodillar al pueblo de Nicaragua”, dijo Figueroa.

Navarro al ataque

Otro que atacó a los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires fue Wilfredo Navarro, también legislador sandinista y tercer secretario de la junta directiva de la Asamblea, pues dijo que esos dos congresistas estadounidenses– en referencia a los principales promotores de la Nica Act– “son los enemigos tradicionales” del país.

Navarro menospreció los efectos de la Nica Act diciendo que el Gobierno y la Asamblea han anticipado acciones con los organismos internacionales para disponer de recursos.

“No estamos esperanzado a que se aprueben o no la Nica Act, nosotros trabajamos para crear condiciones para enfrentar las futuras amenazas, (por eso) contratamos con el Banco Mundial 500 millones de dólares (en préstamos) para los próximos tres años y hay otras organizaciones financieras que nos garantizan los recursos. (…) El mismo Banco Mundial dijo que Estados Unidos no tiene veto en los organismos internacionales”, aseguró Navarro.

Navarro descartó que la iniciativa Nica Act logre ser aprobada en el Senado norteamericana, porque según él “hay varios senados esperando los resultados que brinde la OEA sobre las elecciones” municipales de noviembre próximo en Nicaragua.
El diputado orteguista José Antonio Zepeda fustigó contra los legisladores norteamericanos que aprobaron dicha Ley en la Cámara de Representantes, porque los considera “intervencionistas y retrógrados porque no entienden que Nicaragua es es soberana, libre, y que tiene derecho a vivir en paz”.

Fuentes: La Prensa

http://www.laprensa.com.ni/2017/10/04/politica/2307935-diputados-del-fsln-odio-visceral-nicaragua

Nodal

http://www.nodal.am/2017/10/diputados-condenan-la-ley-eeuu-sanciona-al-pais-tienen-odio-visceral-nicaragua/