“Digesa, Indecopi Y Gloria, en la misma lata”… Por: Juan Silva Vidaurre

0
585

Que decepción comprobar luego de 75 años, que la empresa Gloria, nos haya engañado con un subproducto bambeado.

Cuantas generaciones se han alimentado con leche Gloria, me sentía orgulloso de su progreso. Mis hijos y nietos desde los seis años toman esta leche.

Han tenido la raza de meternos en la cabeza que si no tomas leche serás “chato”. Han producido campañas en ese sentido para inducirnos como sea a sus productos.

La indiferencia mostrada por sus directivos es peor que la lata de leche bamba, para ellos, el problema radica en la vaquita de la etiqueta y nos acusan de no leer las indicaciones. Miserables. 

Ellos jamás debieron poner esa vaca, jamás decirle “leche” a esa lata de contenido dudoso.

¿Y qué pasó todo este tiempo?

En un país coimero, es fácil deducir que cerraron los ojos pero voltearon la mano para recibir. Cómo explicar que Digesa (Dirección de Salud Ambiental), diga que se trata de un “error de etiquetado”. ¿Error?, es una estafa gigantesca y las víctimas son mayormente gente de escasos recursos económicos. Que descaro y atropello. Mientras por un lado, nos machacan que de 1 a 5 años el cerebro de los niños recibe los nutrientes y luego, no hay lugar para compensarlo, Gloria acelera el proceso de desnutrición de las familias peruanas vendiendo Pura Vida, que como vemos, de vida no tiene nada y menos de pura.

Indecopi, solo sale al frente cuando los casos explotan. No antes. No hay prevención ni iniciativas. Por qué no le ponen una multa severa de varias decenas de millones que con los artilugios procesales, demoraría años en pagar. Además, serviría como ejemplo para otras empresas que pretendan burlarse de los peruanos.  El gobierno debe desaforar en el acto a la plana directiva de Indecopi por este caso tan notorio y escandaloso.

Fueron Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil y Panamá quienes nos trajeron a los prófugos, por ellos nos enteramos de nuestros políticos y empresarios corruptos, y Panamá, le debemos este favor de haberse interesado y hacer lo que hacen las instituciones encargadas de velar por la salud pública: sacar muestras y enviar a laboratorio.  

“¿Digesa e Indecopi, no se dieron cuenta? Falso, ASPEC denunció a cinco marcas de leche de las empresas Gloria y Nestlé ante Indecopi y  en el 2009 Laive presentó una solicitud, para frenar la comercialización de la marca “Pura Vida”, pero a INDECOPI le llegó la solicitud altamente, y lo desestimó e inadmitió, así de simple. Como cualquier ciudadano peruano, consumidor de productos del mercado, acudí a INDECOPI-ojo que soy perito en registro de marcas y patentes- hace unos años atrás, mi queja la presente en una de las ventanillas de atención, la tomaron, pero la otra parte, “TOTTUS”, nunca se presentaron -se ensució en la notificación-, en  Indecopi  solo atinaron a decirme que el caso se anulaba, y si quería yo seguir con el proceso, tendría que pagar un monto para elevarlo al tema legal” (Jaime Uribe Rocha).

Así están las cosas en nuestro rico Perú. Para la pena. Y aquí no hay que echarle la culpa a nadie, es solo nuestra, de las autoridades encargadas, de los poderes del Estado. Nada funciona bien, estamos realmente muy fastidiados con esta situación que nos pinta un paisaje desolador.  

Digesa e Indecopi, deben ser investigadas y sus titulares revocados; además de evaluar qué otros productos navegan en este mar de inmoralidad y corrupción.