Diabetes: 60% de pacientes no logra adecuado control de azúcar en la sangre

0
620
  • En el mundo, la glucosa elevada (hiperglicemia), causa aproximadamente un 7% de las defunciones en los hombres entre los 20 y los 69 años y un 8% en mujeres, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La diabetes sigue siendo uno los principales problemas de salud pública. Sólo en el país es la quinta causa de muerte, y según un estudio realizado en los hospitales del Perú, uno de cada tres pacientes con diabetes tiene una complicación, debido a la falta de control de la enfermedad y adherencia al tratamiento. Asimismo, según dicha muestra, más del 60% de pacientes con diabetes, reportó en ayunas, niveles de glucosa (azúcar) superior a los normales.

Rosa Rivera, médico endocrinóloga de la Clínica San Felipe indicó que “a menudo se aprecia en la consulta diaria un elevado porcentaje de pacientes con glucosa elevada, relacionado a factores como abandono de tratamiento o tratamiento irregular del paciente, dieta inadecuada, falta de actividad física, estrés, falta de descanso, infecciones y en algunos casos uso de medicamentos que impiden la acción de los medicamentos antidiabéticos”.

La especialista evidenció la necesidad de fortalecer el diagnóstico temprano y el seguimiento adecuado del paciente, para evitar consecuencias más graves como las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, insuficiencia renal, pérdida de visión, o la amputación de alguno de las extremidades.

Por su parte, el Dr. Frank Espinoza, del área médica de Sanofi y especialista en diabetes, manifestó la importancia de identificar los síntomas iniciales de un aumento de azúcar en la sangre y de esa forma acudir a un médico de inmediato. “Algunas de las señales más comunes son: orina frecuente y de mayor volumen, aumento de apetito, sed constante, pérdida de peso, visión borrosa, sensación de boca seca, fatiga, dolor de cabeza, calambres y adormecimientos sobre todo en las piernas”.

Finalmente, el experto recomendó a los pacientes asistir regularmente al médico para el control adecuado de la enfermedad y “no descontinuar la medicación sin consultar a su médico tratante, como es el caso de los medicamentos orales o insulinas de última generación que regulan el nivel de azúcar en la sangre”.  De igual modo, realizar 30 minutos de actividad física al día, y respetar los horarios, así como porciones de comida para una alimentación equilibrada.